gimnasio

El gimnasio se llena cuando pasan las Navidades y te entra el “cargo de conciencia” cada vez que recuerdas lo que has comido o te pruebas la ropa que “ha encogido por arte de magia”. Pero también pasa lo mismo tras el verano, cuando las vacaciones te hacen descuidarte en lo que comes y lo que haces, buscando así adelgazar. Hay fechas claves en las que el gimnasio se hace de oro por nada. Sí, por nada, porque te apuntas, vas dos días o una semana como máximo y ya no vuelves.

La permanencia en el gimnasio es algo que cuesta bastante. Te lo planteas, te decides, te gastas un dineral, te compras ropa especial para no parecer el raro del gimnasio. Pero ni aún así logras continuar yendo.

También hay personas que son constantes y no faltan nunca al gimnasio. No es que sean raras o que tú seas un vago, es que realmente es un esfuerzo y tienes que acostumbrarte a la rutina. Tan solo tienes que superar un tiempo y todo será mucho más fácil. E incluso echarás de menos los días en los que no vayas.

Te dejaré el “Santo Grial” para que no abandones el gimnasio en todo el año, pero debes hacerme caso. Apunta.

Escoge bien

gimnasio

Lo primero que tienes que hacer antes de apuntarte a un gimnasio es preguntarte lo siguiente: ¿Puedes pagarlo? ¿Está muy lejos? ¿Qué necesitas? Vamos a responder las preguntas entre los dos.

Cuando piensas en apuntarte al gimnasio, lo cerca o lejos que esté es muy importante. Hoy en día el tiempo es oro y también un motivo por el cual dejarlo o continuar. Busca algún gimnasio que esté cerca de tu casa o de tu trabajo, según desde donde tengas pensado ir.

Seguramente conozcas un gimnasio en el que tienen sauna, hidromasaje y máquinas con última tecnología instalada en los aparatos, pero ¿te lo puedes permitir? Hay algunos que son realmente caros y que puede ser que tu economía te permita pagarlo un mes o dos, pero ¿y el tercero? Intenta encontrar uno acorde a tu situación económica.

Según lo que quieras conseguir así serán las características del gimnasio en que te debes apuntar. Es decir, puede ser que tengas uno a cinco minutos de casa, pero en el que solo haya máquinas de pesas y tú quieras hacer spinning o aerobic. Entérate antes de qué ofrece y escoge en base a estas tres cosas que te acabo de decir.