Trucos caseros callos talones agrietados

Tener problemas de callos, pieles ‘sucias’ y talones agrietados es una patología más común de lo que parece, los que hacen mostrar también una imagen más antiestética de lo que querríamos, conformándose a la vez como una cuestión médica y ornamental. Porque si bien quizás algunas no resulten demasiado graves, sí que a veces pueden causar molestias incómodas. Pero hay trucos.

Donde, incluso, en ocasiones pueden dar lugar a sangrados o infecciones, llegando a convertirse en heridas dolorosas. Y para esto, nada mejor que los trucos caseros de toda la vida, los que más funcionan y más propiedades pueden dar a tu piel, por lo que desde nuestro portal de Merca2.es te damos una serie de consejos y remedios para eliminar esos callos y talones agrietados.

Los trucos de la cebolla, limón y sal para humedecer la piel y eliminar los callos

Trucos callos limón, cebolla y sal

Y para eliminarlos definitivamente tenemos la que es la solución preferida por cualquier médico, así como uno de los trucos que más resultados te proporcionará para tener una piel mucho más saludable, limpia y estética. 

Los callos y grietas que pueden formarse en la piel no entienden de edades, apareciendo en forma de dureza normalmente como consecuencia del roce o de sufrir demasiada presión, ya que la piel reacciona y se protege (a su manera).

La falta de humedad suele ser una de las razones más comunes de tener la piel muerta y escamosa en los pies, por lo que uno de los trucos para el tratamiento de callos es el de la cebolla, el limón y la sal, un método efectivo. Ayudando a limpiarlos y actuando como exfoliante natural, corta una rodaja de cebolla y agrega gotas de zumo de limón y sal para colocarlo sobre ellos y cubrirlos con alguna venda.

Comentarios de Facebook