Aunque cuando pensamos en emprender lo último en lo que pensamos es en cómo hacerlo de la forma legal, es lo más importante a tener en cuenta. La idea y la creatividad están muy bien, pero a la hora de la verdad, saber qué tipo de sociedades existen te abre muchas posibilidades.

Cada una de ellas cuenta con unas características y es por ello que es conveniente conocerlas todas al detalle para poder decidir cuál encaja mejor con nuestros planes de negocio.

Que las conozcas todas no quiere decir que todas sirvan para tu idea, pero al menos ya sabrás cuál es con la que más encaja tu próxima empresa. No lo pienses más y descubre qué tipo de sociedades puedes crear para dar el paso.

Trabajadores autónomos y emprendedores de responsabilidad limitada

profesional autónomo

Por último,si tu idea es crear un negocio y se te va un poco de las manos el tema de las sociedades, es bueno que conozcas también el perfil del autónomo.

Los autónomos son profesionales, personas físicas que trabajan por cuenta propia y desarrollan una actividad económica, independientemente de que dé o no trabajo a otras personas.

Los emprendedores de responsabilidad limitada, en cambio, es una persona física que, con limitación de responsabilidad bajo determinadas condiciones, desarrolla una actividad económica por cuenta propia. Dé o no trabajo a otros.