Aunque cuando pensamos en emprender lo último en lo que pensamos es en cómo hacerlo de la forma legal, es lo más importante a tener en cuenta. La idea y la creatividad están muy bien, pero a la hora de la verdad, saber qué tipo de sociedades existen te abre muchas posibilidades.

Cada una de ellas cuenta con unas características y es por ello que es conveniente conocerlas todas al detalle para poder decidir cuál encaja mejor con nuestros planes de negocio.

Que las conozcas todas no quiere decir que todas sirvan para tu idea, pero al menos ya sabrás cuál es con la que más encaja tu próxima empresa. No lo pienses más y descubre qué tipo de sociedades puedes crear para dar el paso.

Así es la Sociedad Limitada

sociedad limitada

Se trata de una sociedad mercantil en la que el capital social está dividido en participaciones sociales, integradas por aportaciones que han realizado todos los socios. Estos no responderán personalmente de las deudas sociales.

Es la más habitual en España y para su creación es necesario la aportación de un capital mínimo de 3.000 euros. Cuenta con ventajas importantes como que la responsabilidad es limitada, ante posibles deudas los socios no tienen que responder de su bolsillo. Además, los trámites son más sencillos que en una sociedad anónima.

Los inconvenientes son que las participaciones no son fácilmente transmisibles. Esto debes tenerlo en cuenta, ya que no es la ideal si deseas atraer a una gran cantidad de inversores.