Si poner en marcha un negocio y llevarlo hacia el éxito siempre es complicado, el elevado nivel de burocracia que existe en España y la complejidad de la legislación no lo ponen precisamente más sencillo. Por eso, no es extraño encontrarnos con que muchos emprendedores se sienten un tanto perdidos en cuanto a los temas legales y no saben muy bien cómo tienen que hacer ciertos trámites o si están obligados o no a hacerlos.

Y ahora que estamos en plena pandemia de Covid-19 la situación es todavía peor, porque no para de modificarse la legislación de un día para otro. Esto hace que los emprendedores se sientan sepultados entre trámites legales y ayudas a las que no saben realmente si pueden acceder o no. En consecuencia, las consultas con abogados de profesionales que están poniendo en marcha su negocio o ya lo tienen, han crecido notablemente en los últimos meses. Por eso, es hora de repasar algunos de los temas legales que más les quitan el sueño a quienes tienen un negocio.

Las cuestiones relativas a la morosidad también preocupan a los emprendedores

subida morosidad

Junto a todo lo anterior, otra de las preocupaciones que se han disparado en los últimos meses es lo relativo a la morosidad. Ha crecido el número de emprendedores que buscan información sobre cuándo se puede llevar a cabo la inscripción en un registro de impagados como ASNEF o similares, qué consecuencias tiene y cómo se puede salir.

Además, ahora los emprendedores están también muy preocupados en buscar fórmulas legales que les permitan cobrar facturas impagadas. Mientras que antes consideraban que esto era algo complejo y que suponía invertir mucho tiempo, en la actualidad se ha disparado el número de afectados por impagos que realizan consultas sobre procedimientos como el monitorio para reclamar deudas.

A los temas clásicos que siempre han preocupado a quien tiene un negocio o está montando uno se han sumado en los últimos meses cuestiones legales que hasta el momento no tenían mucha relevancia para los emprendedores, o que incluso son totalmente nuevas. Por eso, es importante estar siempre al tanto de estos temas e incluso contar con asesoría especializada. Así resulta mucho más fácil que el negocio esté al día en cuanto a legalidad vigente.