Kiko Matamoros se ha convertido en el personaje que más veces se ha sometido en ‘Sábado deluxe’ al polígrafo, supuesto ‘detector de mentiras’ que no cuenta con ninguna validez científica y ningún rigor.

Cuentan las malas lenguas que Matamoros quiso tumbar la sección de ‘la máquina de la verdad’ porque fue consciente de que algunas respuestas se contradecían entre sí. Pero fue entonces cuando reparó en el negocio que le podía arruinar airear la verdad…

MEDIASET: MÁS POLIGRAFO QUE CIENCIA

Telecinco estrenó en 1992 ‘La máquina de la verdad’, show amarillo que comandaba un personaje lleno de claroscuros, Julián Lago. Jesús Gil, José María Ruiz-Mateos, Joselito o Carmina Ordóñez se presentaron previo pago al circo.

En 2006 Antena 3 recuperó la antigualla para reforzar su magazine vespertino ‘En antena’, que contó al frente del aparato con José Antonio Fernández de Landa, excolaborador de ‘La máquina de la verdad’ y enemigo número uno de Conchita.

Telecinco contraatacó al ‘detector de mentiras’ fichando a un poligrafista portugués, Amável Sanches, que lideró el invento en ‘A tu lado’. Mediaset además lanzó un formato relacionado con el aparato, ‘El juego de la verdad’, que funcionaba como una especie de juego macabro en el que el entrevistado se hacía de oro si reconocía salvajadas personales en antena.

‘SÁLVAME’ TAMBIÉN SE ANIMA

Desde hace unos años el ‘Deluxe’ cuenta con el polígrafo como elemento para resolver algunas incógnitas que pesan sobre los ajados personajes del ‘universo Sálvame’. Conchita Pérez Casorrán intenta aportar credibilidad a una sección que en realidad se basa en confesiones y pruebas de los entrevistados, ya que la máquina no sirve para detectar nada.

Es lamentable que las televisiones españolas se dediquen a la promoción de inventos que atentan contra la ciencia, maltratada en la mayoría de medios de comunicación. Al menos algunos disparates están siendo denunciados con gran estruendo.

‘EL HORMIGUERO’ Y LA CIENCIA

Hace unos días Pablo Motos fusiló un vídeo ajeno para hablar sobre el funcionamiento del cerebro. Concepción Lillo Delgado, adscrita al Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) y miembro del Departamento de Biología Celular y Patología de la Universidad de Salamanca, mostró su enfado con el showman: “Que alguien en su sano juicio en ese programa lo pare”.

“Lo que está contando Pablo Motos sobre los hemisferios es mentira. Tu hemisferio derecho no ‘siente tu energía’ ni tus hemisferios tienen una ‘personalidad diferente’. ¿Quién es este señor para querer dar lecciones de neurociencias sin tener ni pajolera idea? ¿Cómo permiten que diga esta cantidad de sinsentidos seguidos en prime time?”, se pregunta.

Lillo ve en Motos “el discurso de Jill Bolte Taylor que ha tenido mucho éxito porque es muy emotivo y deja abierta la puerta de que podemos controlar nuestro cerebro a nuestro antojo y que podemos cambiar de un hemisferio a otro. Pero esto sabemos que es un mito. Ojalá pudiéramos decidir qué hacemos en cada momento, cómo cambiar los sentimientos, las sensaciones o apagar, por ejemplo, una enfermedad”.

“El rigor científico brilla por su ausencia. Pablo Motos trasladó completamente al programa esta charla de Jill como algo creíble y haciendo esto sigue alimentando el mito de algo que ya está refutado por la ciencia”, señala.

ROCÍO VIDAL TAMBIÉN ARREMETE CONTRA MOTOS

La exitosa divulgadora científica Rocío Vidal asegura que “la idea de cada hemisferio del cerebro piensa de forma distinta y tiene una personalidad distinta está refutado por la ciencia desde hace bastante tiempo. Lo de las personalidades y los hemisferios no se ha podido demostrar científicamente”.

Vidal recuerda que “utilizamos los dos hemisferios por igual, sea cual sea nuestra personalidad o nuestro tipo de actitud ante la vida (…) Me sorprende que hable con tanta categorización de las personalidades de cada cerebro“.

Comentarios de Facebook