Telefónica ha acogido en su sede central de Madrid a más de 1.000 personas que se quedaron atrapadas en sus vehículos en las carreteras aledañas al edificio como consecuencia del temporal.

La compañía está colaborando con la Unidad Militar de Emergencias desplegada en Madrid y la Cruz Roja en la atención y ayuda de las personas afectadas por las nevadas.

La sede de Telefónica se encuentra al norte de la capital, en la denominada Ronda de la Comunicación, próximas a dos de las principales vías de la ciudad y del país, la M-40 y la A-1, que han quedado bloqueadas por la tormenta.

La M-40 está ahora intransitable en el enlace con la N-607 y son necesarias las cadenas o neumáticos de nieve en todas las arterias principales de entrada y salida a la capital.

EL CORTE INGLÉS TAMBIÉN OFRECE AYUDA

La dirección de El Corte Inglés ha decidido no abrir este sábado sus establecimientos en la Comunidad de Madrid debido a que las condiciones climatológicas imposibilitan la circulación de vehículos y personas en la mayor parte de las vías urbanas e interurbanas.

La medida afecta también a las tiendas de Guadalajara y Toledo capital, donde la situación climatológica adversa debido a la borrasca ‘Filomena’ ha obligado a la compañía a tomar decisiones excepcionales.

El Corte Inglés está colaborando con el Ayuntamiento de Madrid para llevar alimentos a las personas atrapadas en los coches debido a las fuertes nevadas, según han informado fuentes de la compañía.

Este viernes El Corte Inglés adelantó el cierre de sus centros a las 20.00 horas en Madrid, Albacete y Guadalajara debido al temporal de nieve que azota parte de la Península.