Caminar

Caminar es una de las mejores opciones para cuidar tu salud. Una de las grandes ventajas que tiene este hábito es que no tiene edad ni horario. Para salir a caminar no necesitas compañía ni una ropa adecuada, tan solo tienes que poner un poquito de tu parte y romper con el sedentarismo.

Salir a caminar puede resultarte una aventura nueva cada día, es una forma de sociabilizar y de conocer sitios nuevos. No te acostumbres a hacer la misma ruta cada día, varíala, innova, experimenta y conoce lugares nuevos o que no tengas muy vistos.

Hay muchos motivos por los que salir a dar un paseo. Es de las cosas más saludables que existen.

Combate el estrés

Caminar

Si hay algo que combata el estrés es salir a caminar. Cuando sientes que el mundo se te cae encima lo mejor es que abras la puerta de casa y comiences a caminar sin rumbo. Observa el paisaje que te rodea, las personas, los olores, las luces, el mundo… Ve cerca de un río, playa, parque o bosque si tienes la posibilidad. ¿Hay algo mejor que el olor a hierba o escuchar la risa de los niños jugando?

Mientras que vas caminando tus problemas van desapareciendo de tu mente sin que te des cuenta. A veces, para encontrar la solución tan solo tienes que alejarlo de la cabeza durante un tiempo y luego, seguramente la respuesta vendrá sola.

Además, caminar libera endorfinas, así que cuanto más andes más feliz te sentirás y más relajado estarás.

Dedícate tiempo tan solo para ti, sin mirar el reloj ni el móvil, intenta que ese rato sea para desconectar.

Pierdes peso

escaleras

Cuando caminas, según sea tu estado físico puedes llegar a perder de 200 a 400 gramos diarios. Es una buena técnica para comenzar a ponerte en forma y perder kilos de sobra.

Para comenzar a tomarte el caminar como una rutina deberías de plantearte metas. Cada día un poquito más. Si hoy llegas a andar cinco kilómetros, mañana puedes ponerte como reto seis y así cada día. Con el tiempo te irás sintiendo más ágil y, a la vez, mejor contigo mismo por conseguir tus propios logros.

Si tu idea es caminar para perder peso puedes ir alternando terreno inclinado, escaleras y liso. Conoces bien tu entorno, así que no te será difícil escoger la ruta que mejor te convenga.

Al caminar tomas vitamina D

caminar

Las personas que trabajan en el interior de un edificio hay veces que salen de sus casas antes de que amanezca y cuando regresan ya está anocheciendo, por consiguiente, el sol no lo ven ni en pintura, con lo que pueden sufrir carencia de vitamina D.

Esta vitamina la obtienes, en su mayoría, de los rayos del sol. Cuando sales a caminar vas sintetizándola a través de la luz. La vitamina D sirve tanto para ayudar al organismo a absorber el calcio, tan necesario para los huesos, hasta participar en el sistema inmunitario, nervioso y muscular.

Aprovechar la luz natural para caminar hará que tengas un aporte diario de esta vitamina tan necesaria para tu organismo, pero tienes que tener especial precaución con las quemaduras y con hidratarte lo suficiente.

Reduces el riesgo de enfermedades

caminar

Ayuda a controlar los ataques de asma, la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cánceres, como por ejemplo el de mama, el de colón o el de útero. Y si tienes la tensión alta estás colaborando a controlarla.

Andar cada día ayuda a tener un corazón fuerte y por lo tanto evita tener problemas cardiovasculares. Además, si caminas durante, al menos, media hora estás ayudando a tu cuerpo a que baje los niveles de colesterol malo y aumentas los de colesterol bueno.

Si andas esa media hora al día evitas la depresión y si estás tomando medicamentos para ella te serán mucho más efectivos.

Mejoras la circulación del cuerpo y previenes la aparición de varices. Un grave problema de las personas que tienen un trabajo con poca o nula movilidad es que pueden llegar a padecer problemas de circulación y varices en las piernas. Si es tu caso, te recomiendo que andes a diario y así equiparas un poco las horas sentado.

Apto para todos los bolsillos

caminar

Este es un motivo igual de válido que los anteriores. Caminar, sonreír y respirar siguen siendo de las pocas cosas beneficiosas en la vida que siguen siendo GRATIS.

Un gimnasio cuesta un dinero todos los meses, la piscina y otros deportes exactamente lo mismo, pero, sin embargo, caminar no cuesta nada de nada. Tan solo tienes que abrir la puerta y decidir si ir a la derecha o a la izquierda.

El té bancha se postula como una de las bebidas más beneficiosas

Enosenderismo en Alemania: 'Caminar para beber, beber para seguir caminando'

13 rutas vinícolas con las que descubrir Alemania. A pie o en bicicleta, el visitante podrá disfrutar de las diferentes comarcas vitivinícolas de...

No tienes que llevar un calzado o una ropa especial, como es el caso del running o del fitness. Para caminar como mucho te puedes gastar la batería del móvil porque lo uses para escuchar música o algún audio libro mientras lo haces.

Para andar tan solo se necesita tener ganas de mejorar