Todo lo que tiene que ver con la factoría Disney es sinónimo de éxito. Desde hace muchos años la multinacional norteamericana ha producido cientos de películas, series y programas que han encandilado a fans y seguidores de todo el mundo. Su éxito ha llegado hasta tal punto que incluso, desde hace algunos meses, ha llegado a España su propia plataforma de contenidos de pago por suscripción.

Pero de esta factoría Disney también han salido muchas estrellas. Sobre todo mujeres adolescentes y jóvenes que, tras un rápido ascenso a la fama y al estrellato, tuvieron una vida llena de excesos: sexo, drogas y alcohol que las transformó. En este artículo repasamos cuáles son estas estrellas.

Demi Lovato

Disney

 

Demi Lovato es otro claro caso de cómo pasar a ser una chica Disney a tener un montón de problemas personales a causa de un estrellato y fama más gestionados. Lovato saltó a la fama gracias a su intervención en varios programas, entre ellos Camp Rock. Pero ya desde ese momento se vio que tenía problemas para asimilar su repentino éxito.

Su mayor escándalo fue hace justo un año. Una noche de excesos casi acaba de en tragedia. Una sobredosis la llevó a estar ingresada en una clínica de desintoxicación de Los Ángeles durante algunos meses. Pero aunque muchas de estas historias a veces acaban con un trágico desenlace, no siempre es así. Y su ejemplo es un claro caso. Según las últimas informaciones de la cantante, sus progresos empiezan a ser muy evidentes. De hecho ha llegado a enseñar su cuerpo al natural, sin retoques. Lo cual, hasta hace poco suponía uno de sus grandes miedos del pasado.