La Sociedad Española de Automovilismo (SEAT) nació a mediados del siglo XX, cinco años después de que se encomendara al Insituto Nacional de Industria (INI) la misión de diseñar una compañía que motorizara al país después de la Guerra Civil. Han pasado los años y SEAT es a día de hoy una empresa española, pero participada mayoritariamente por el grupo Volkswagen. Es decir, por capital alemán, pero esta circunstancia no ha evitado que sus modelos luzcan orgullosos el nombre de algunas de las ciudades -y el patrimonio- más importante de nuestro país por el mundo.

Y es que tanto Ibiza, como Toledo o Altea no solo han conseguido destacar en el mapa por su historia y oferta cultural y turística, sino que han visto como su marca ha sido potenciada por sus modelos homónimos de coche. Pero, no son los únicos: Málaga, Marbella, Inca, Ronda, Córdoba, La Alahambra o Arosa han sido otros de los municipios afortunados a lo largo de la historia; a las que se suman en la actualidad Ateca y Arona.

En este punto, cabe hacerse una pregunta ¿Por qué este gigante de la automoción con sede en Martorell ha decidido mantener esta tendencia en los últimos años? Sobre todo, si se tiene en cuenta que en la actualidad forma parte de un conglomerado de marcas germano.

Al buscar un sobrenombre para los modelos, las compañías de automóviles crear una submarca nueva. Es bastante importante, y suele ser bastante complicado encontrar una línea a seguir“, asegura en este sentido Javier Rovira, a experto en Marketing y profesor en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

“Desde SEAT habrán elegido este criterio, relacionado con las ciudades y el patrimonio español, ya que está muy relacionado con el sector turismo de vital importancia en nuestro país -continúa el experto-. Supongo que la llegada de Volkswagen no cambió esta tendencia porque no tenían una idea mejor para sustituirla”.

En cualquier caso, desde SEAT aseguran que se sienten muy orgullosos de esta estrategia: Siempre hemos mantenido esta tradición, de la que nos sentimos bastante orgullosos. No solo hemos nombrado a nuestros modelos con el nombre de ciudades y municipios, sino que también hemos usado parte del patrimonio nacional, como la Alahambra“.

Dudas -razonables- sobre el motor de tres cilíndores del Seat Ateca

“Realmente existen pocos municipios de una sola sílaba y de cuatro sería demasiado largo. Hay que mantener apelativos cortos, fácilmente pronunciables y que mantengan la fuerza -y potencia- al pronunciarlos. Es muy importante -fonéticamente hablando- esta fortaleza”, confirma en este sentido el experto en Marketing.

Unos factores que confirman desde la propia compañía. “Lo importante es que los nombres sean fácilmente pronunciables en muchos idiomas –SEAT exporta el 85%  de su producción al extranjero, no tiene que evocar a valores negativos y que sean símbolos fácilmente identificables”, afirman las fuentes consultadas.

No existe ningún tipo de acuerdo económico al seleccionar el nombre de los vehículos

En cualquier caso, SEAT tiene pensado mantener esta línea en los próximos años: “Tenemos intención de seguir con esta tendencia en los nombres. Somos la única marca española en el mundo del automóvil. Aquí se diseñan, se desarrollan, se producen y se comercializan los coches“, confirman, para recalcara que este honor se ha convertido en un “motivo de orgullo” para ellos.

Por otro lado, cabe destacar que no existe ningún tipo de acuerdo comercial a la hora de elegir el nombre de cada prototipo. “Nosotros elegimos libremente el apelativo y los municipios están encantados”, confirman desde la sociedad de automovilismo.

Múltiples peticiones

El pasado jueves saltó la noticia de que la Asociación de los pueblos más bonitos de España habría mandado una petición para que el nombre de su nuevo modelo SUV -que saldrá al mercado en 2018- cuente con el apelativo de uno de estos pintorescos municipios.

“Mandamos la petición a la división de Marketing hace, aproximadamente 10 días“, confirma en este sentido Raúl Ortíz, director de comunicación de la asociación turística. “Sin embargo, todavía no hemos obtenido ninguna respuesta”, finalizaba sobre esta cuestión.

Nuevo Seat Ateca en la localidad aragonesa que da nombre al modelo

Desde SEAT, por su parte, aseguran que el aluvión de peticiones realizadas está siendo generalizado, llegando a calificarlo como impresionante, aunque no han podido entrar a valorar nada sobre esta cuestión. “A nosotros nos llena de orgullo”, es lo único que han podido reconocer las fuentes consultadas.

En cualquier caso, desde la asociación no pierden la esperanza de llegar a un acuerdo. “De hecho, buscamos firmar un acuerdo marco que sea el inicio de una relación exitosa a lo largo del tiempo”, asegura en este sentido Ortíz. 

Por otro lado, el propio portavoz ha querido remarcar que “el valor auténtico de las localidades a las que representan” casa con la línea tradicional que Seat ha seguido a lo largo de los años para nombrar sus modelos.