jueves, 7 julio 2022 9:38

Dudas -razonables- sobre el motor de tres cilindros del Seat Ateca

La aparición de dos pequeños motores en el SUV compacto de Seat, el Ateca, ha suscitado bastante revuelo en las últimas fechas. Estos dos pequeños propulsores (uno de gasolina 1.0 TSi, y otro un diésel de 1.6 TDi) han generado muchas dudas sobre su capacidad y su respuesta para mover un modelo que, aunque de contenidas dimensiones, no deja de ser un mini-SUV con ciertas capacidades off-road.

Por todo ello Seat ha decidido salir al paso y su Director de Comunicación, Fernando Salvador, ha concedido una entrevista a los medios de comunicación para aclararnos un poco todas esas dudas y zanjar, de ser posible, las conjeturas y habladurías suscitadas y, con ello, despertar un poco el interés de los potenciales compradores.

Seat Ateca tres cilindros

Empieza asumiendo Salvador que lo normal “es que se tengan dudas sobre los tres cilindros en un coche de semejante envergadura”, pero que todo cambia, y “la respuesta después de probarlo es que sí, y de una forma realmente sorprendente. Un elevado par motor y un contenido peso de 1.280 kilos son los argumentos por los que este Seat Ateca se encuentre entre los mejor dotados de la categoría”. No hay que olvidar, por cierto, que el motor de gasolina ofrece 115 CV, que es bastante más de lo que muchos de los no tan antiguos motores de cuatro cilindros ofrecían. Y Fernando Salvador aconseja por ello que no nos dejemos influenciar por las sospechas, ya que “es un conjunto que sorprende muchísimo, porque a priori, un motor 1.0 TSi da la impresión de que no va a poder con un coche tan grande como el Ateca”.

Sobre su red de concesionarios y la que se les ha caído encima ahora al tener que lidiar con esta problemática, Salvador aseguro que “no nos preocupa, porque hay unidades de prueba que sirven para demostrar rápidamente lo que estamos comentando. Es sencillo: se trata de un motor que va realmente bien porque tiene un par motor de 200 Nm disponibles de forma constante desde las 2.000 a las 3.250 rpm. Y, lo que es más importante, casi desde el ralentí tiene disponible el 87 por ciento del par motor, que son 175 Nm. Si lo analizamos fríamente, nos encontramos con que éste era el rendimiento de un motor de dos litros de principios de la década pasada”.

Seat Ateca tres cilindros

Todo esto tiene un secreto, obviamente, y como casi todo el mundo sabe es el apoyo casi desde bajas revoluciones de un turbo que se ocupa de mejorar la respuesta al acelerador y de hacer de ese par motor algo más útil para el conductor, sobre todo en sus desplazamientos por ciudad. De hecho Salvador asegura que para la mayoría de los compradores tres cilindros son más que suficientes: “son solo 115 CV, suficientes para el 90 por ciento de los usuarios, no se necesita más en realidad. Además, el motor está acompañado, e incluso reforzado, por un no menos espectacular comportamiento dinámico. Aquí no hay truco, lo que hay es un par motor poderoso, un motor pequeño, pero agradable y muy eficiente, y un peso global ligero, con poco más de 1.200 kilos. Además, están los consumos. El 1.0 TSi de tres cilindros consume poco más de cinco litros cada 100 kilómetros. Y en el diesel de 1,6 litros, el gasto de combustible supera ligeramente los 4,3 litros. En ambos casos estamos por debajo de los 120 gramos de CO2, con lo cual estos modelos están exentos del impuesto de matriculación”.

Seat tiene tanta confianza en estos pequeños propulsores que supondrán el cincuenta por ciento del mix de venta de la gama del Ateca. O eso esperan.

Seat Ateca tres cilindros


- Publicidad -