Banco Santander

La relación del Santander con Holanda viene de lejos. En 2007 compró ABN Amro (el banco más grande del país) junto a Royal Bank of Scotland y Fortis. Fue la mayor operación en la historia de la banca y al Santander le salió redonda.

Absorbió las filiales más fáciles de vender, Italia y Brasil. La primera la vendió al mes, la segunda (Banco Real) le hizo fuerte, ya que unos años después unificaron las marcas. Y a día de hoy, el mercado brasileño es el más fuerte para el banco, supone un 28% de su negocio.

Pero desde la operación de ABN, la relación del banco en los Países Bajos se reducía a comercializar productos de consumo a través de Santander Consumer Finance (SFC), principalmente financiando la compra de coches. Pero no como banco retail.

Ahora, ha llegado y con muchas ganas a través de su banco 100% digital, Openbank. Precisamente porque Holanda es uno de los países más digitalizados de Europa, el 95% de las personas tiene acceso a Internet y el 91% de los holandeses reconoce utilizar banca digital.

EL VERDADERO INTERÉS 

Pero el principal motivo para aterrizar ahí es por el perfil tipo de muchos de los clientes, ya que son más proclive a los productos de inversión, explican fuentes de la entidad. Y este es uno de los puntos fuertes de Openbank, a través del robo advisor. El banco puede embolsarse hasta 750 millones de euros en comisiones, lo que ganó en 2018 ING, el segundo banco más grandes del país.

Según las cuentas del banco naranja, estas comisiones suben cada año. De hecho, por administrar fondos han pasado de ganar 91 millones de euros en 2017 a 170 un año más tarde. También se ha embolsado un 25% más por las de corretaje (ejecutar transacciones) hasta los 584 millones de euros.

Estos datos hacen del mercado holandés un entorno propicio para Openbank. El banco online del Santander puso en marcha su plan de internacionalización en abril de 2019. Ya en julio, inició en Holanda su periodo de pruebas (conocido como ‘friends & family’) y después abrió una lista de espera para ser clientes del banco que estuvo varias semanas operativa. Siete meses después, en febrero de 2020 y tras apuntarse miles de clientes estaba listo en el país.

SU FUERTE, EL ROBO ADVISOR

Uno de sus objetivos son los ahorradores y por eso ofrece dos alternativas. Por una parte, su robo advisor con el que quieren atraer a grandes ahorradores. Sus carteras están desarrolladas y supervisadas por el comité de inversiones de la entidad, en colaboración con BlackRock y Santander Asset Management. Esta plataforma digital de inversiones permite invertir en distintas estrategias de forma automatizada desde 500 euros

Pero también disponen de una cuenta que ofrece un 2% de interés sobre un máximo de 5.000 euros en los primeros seis meses para vincular a los consumidores neerlandeses con sus nóminas. A partir del séptimo es del 0,20% si se mantiene una posición de al menos 35.000 euros en el robo advisor, o del 0,01% si no.

Por otra parte, la entidad que lidera Ezequiel Szafir ha lanzado una tarjeta de débito R42 con la que se puede retirar efectivo en cualquier cajero de la zona euro y los 40.000 que el grupo Santander tiene en todo el mundo cinco veces al mes sin comisión.

UN PAÍS DIGITAL

Respecto a la digitalización, las últimas cuentas de ING (presentadas hace unos días) muestras que sus clientes en los Países Bajos apuestan por el uso de la banca móvil, ya que han pasado del 53% en 2018 al 60% en 2019.

Y el número de clientes que solo tienen contacto con el banco a través del móvil aumentó del 12% en 2016 al 37% el año pasado. Por ello, Openbank llega a Holanda y lo hace para quedarse “a largo plazo”, según Szafir. Aunque hay más, el CEO ha confirmado que el banco ha solicitado permiso en todos los países de la Unión Europea con el objetivo de tener libertad a la hora de elegir un nuevo destino en el marco de su estrategia de expansión internacional.

Openbank cuenta ya con 1,3 millones de clientes y 10.000 millones de euros en activos. El Plan Estratégico del grupo pasa por entrar en diez mercados. Ya funciona en Alemania, Portugal y Holanda, además de España y tiene previsto arrancar en Argentina y México en 2020.

Aunque de este último país no han dado muchos detalles, mientras que en Argentina el proceso está algo más avanzado. El banco ya ha elegido al consejero, Federico Procaccini.

Comentarios de Facebook