Las voces autorizadas del sector reconocen que el covid ha supuesto un impacto negativo en la venta de terminales móviles. Y además, la preocupación por el nivel de renta también tendrá su incidencia. Por eso, Samsung quiere que el mercado no se deprecie, y eso que mantiene su liderazgo de ventas en España. Su nuevo estandarte, el Galaxy Note 20, va en esa línea.

El dispositivo de los excesos, por su precio (más de 1.000€) y por sus capacidades técnicas, vuelve un año más a su estreno veraniego. Samsung, que no se ha saltado 9 modelos -pasa del Note 10 al Note 20-, no ha querido que el coronavirus impacte en su estrategia comercial. Por eso, a principios de año presentó su tradicional gama Galaxy, y ahora ha hecho lo propio con los Note. Pretende, un año más, ser el móvil aspiracional que muchos usuarios desean tener.

El contexto obliga más que nunca. Hace unos días se conoció que Xiaomi cada vez tiene más presencia en España. Al menos en la distribución a canal. Es decir, el volumen de dispositivos que las compañías consiguen colocar entre las distintas tiendas, grandes almacenes, etc., para su posterior venta. Pero la presencia de la marca china todavía no se ajusta a las ventas totales.

Según ha podido conocer MERCA2 en fuentes conocedoras del sector, Samsung se mantiene líder en número de unidades vendidas en España; así como en cuota de mercado de generación de valor. Posición que comparte junto a Apple, compañía que sí ha visto trastocados su planes comerciales, aunque su capacidad de venta (a precios altos) se mantiene invariable.

SAMSUNG SE RESISTE

En los últimos años Samsung se ha tenido que enfrentar, año tras año, a las continuas amenazas de los fabricantes chinos. En primer lugar fue Huawei. Los coreanos han mantenidos durante algún tiempo una pugna muy interesante en todas las gamas, tanto las de alto valor, como las de entrada; es decir, a los precios más asequibles que suele comprar la gente.

Pero los chinos, ahora en mitad de la guerra comercial entre Estados Unidos y su país, y que les salpica por la relación comercial con proveedores, ha visto cómo sus ventas se resienten -precisamente- por las dudas que se ha trasmitido a los consumidores y potenciales usuarios por el futuro de sus terminales, las Apps que podrán funcionar, etc.

Ese hueco es el que quiere ocupar Xiaomi. Para ello, el también fabricante chino está inundando el canal comercial de distribución. De ahí que mes tras ms se sitúe como la firma que más crece. Ahora bien, en cuanto al valor generado por las ventas de terminales, según cifras a las que ha podido acceder este medio, la compañía de los célebres Mi estaría justo en la mitad de marcas como Samsung o Apple.

Esto quiere decir que Xiaomi vende mucho, aunque todavía no tanto como Samsung, y que donde se marca la diferencia es en el valor de esas ventas, donde los coreanos, con terminales como ese Galaxy Note 20 lleva la delantera. Todo ello en un contexto complicado, donde todavía quedan meses complejos y una campaña de Navidad que, ahora mismo, es una incógnita sobre cómo será su comportamiento.

Comentarios de Facebook