'Sálvame'
Mila y Kiko Matamoros.

Varios pesos pesados de ‘Sálvame’ van a cerrar temporada en horas muy bajas a nivel personal. Y este hecho conlleva que el magazine llegue al verano con la lengua fuera por la creciente incapacidad de La Fábrica de la Tele de conseguir nuevos tertulianos que ocupen el hueco de personajes que por una u otra razón tienen que dar un paso a un lado o atrás.

‘Sálvame’ sigue sin encontrar una nueva ‘gallina de los huevos de oro’ tras la estabilización vital de Belén Esteban, las sillas que dejaron Terelu Campos y Carmen Borrego siguen sin cubrirse, y la situación de varias de sus estrellas invita a pensar que algunas de ellas dejarán el magazine a corto plazo.

Es el caso de Kiko Matamoros, que acumula problemas de salud y lo mismo dice que se va a operar de la vesícula que aparece con el rostro lleno de moratones tras inyectarse “ácido en la cara”, según sus propias palabras.

KIKO MATAMOROS SIGUE TRANSFORMÁNDOSE EN ‘SÁLVAME’

Kiko Matamoros sigue con su agenda de veinteañero a pesar de que el próximo invierno cumplirá 64 primaveras. El tertuliano lo mismo aparece con ínfulas de poeta que se baja al barro para insultar a Chelo García Cortés.

Lo que sigue haciendo con descaro, gracias a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia parece no enterarse, es promocionar las clínicas estéticas que le transforman el rostro a coste cero.

Quizás estos negocios le hayan ayudado a no quedarse ciego a pesar de que hace nueve años vendía en Telecinco que esta situación le iba a sobrevenir: “Los nervios ópticos ya están afectados y no hay operación posible ni un tratamiento que acabe con todo esto. Al principio los achaqué a las lentillas, pero un día me dí cuenta de que había perdido demasiada visión por un ojo”, decía.

MATAMOROS ON FIRE

El tertuliano se emocionaba al recordar que su madre sufrió una situación similar: “Sufrimos mucho con ella y yo no quiero que lo pasen mal por mí. Claro que es muy duro todo esto, sobre todo psicológicamente, pero no puedo hacer otra cosa. Lo que sí tengo claro es que el día que me quede ciego me quito de en medio porque no quiero ser una carga para nadie”.

Pero el año pasado la preocupación sobre el tema parecía haberse rebajado de forma considerable: “Es cierto que los médicos me dieron una serie de recomendaciones que no he cumplido porque prefiero vivir a mi manera… la calidad de vida es según se mire. Prefiero mi calidad de vida que lo que otros entienden por ello”.

MILA XIMÉNEZ SÍ QUE SUFRE

Mila Ximénez sí que está frente a una enfermedad que le asusta: un cáncer. La tertuliana ha explicado que “va ser una lucha larga… La oncóloga me dijo vamos a hacer el tratamiento de radioterapia y quimioterapia, me pilló muy a tiempo. Me dijo que era un tumor en el pulmón con metástasis, ahí me cagué. Está en los pulmones, en el hígado y más partes. Los médicos me han explicado que cuando un cáncer está localizado se le dispara y punto, pero a este no se le puede disparar”.

Y añade: “No quiero dar lástima, no quiero dramatizar, de esto vamos a salir. Me dijeron si no lo tienes en la cabeza todo va bien y si no lo tienes en los huesos también. Lo van a dormir para evitar que ramifique más, una zona está más complicada, pero a esa zona la estamos quemando. Se ha cogido a tiempo, si logramos que se duerma todo irá bien”.

“No he estado ni un minuto sola desde que supe que tenía cáncer… Para mí era muy complicado decir tengo un cáncer. He pasado de baches emocionales mucho más jodidos que esto, y esto me va a servir para algo”, sostiene Mila.

HORAS BAJAS PARA LA PRESENTADORA MÁS DIVERTIDA DE ‘SÁLVAME’

Paz Padilla acaba de perder a su marido y aun así ha sacado fuerzas para dar las gracias a sus fans: “Quiero agradeceros vuestro apoyo y los miles de mensajes. Me conmovió enormemente las flores que, de forma anónima, recibimos en el tanatorio. Gracias a los amigos que se desplazaron para estar conmigo en esos momentos difíciles, a esos reportajes tan bonitos y al trato tan humano”.

“Los compañeros que cada día me dicen que me quieren y me mandan energía. He vivido una historia de amor corta pero muy intensa, se que su amor vivirá en mí para siempre. Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido, pero avanzando“, añade.

Su ausencia será cubierta por Kiko Hernández, que gana peso en verano tras haber ‘hibernado’ durante el resto de la temporada, y Carlota Corredera, que ha recibido un balón de oxígeno en forma de proyecto: ‘Hormigas blancas’.

‘HORMIGAS BLANCAS’ SE ESTRENÓ CON UN DATO ACEPTABLE

Corredera está muy feliz ante el envite: “Gracias a esta maravillosa experiencia que tuve en esos años conozco el formato a la perfección, sus engranajes, he podido verlo desde dentro y soy muy consciente del trabajo laborioso, casi como de orfebrería, que supone elaborar los documentales, que al final son como películas sobre las vidas de los personajes. Me siento muy afortunada de poder ser ahora el rostro de un programa que para mí es un espacio fetiche de la televisión“, añadía.

La presentadora, que se puso al frente de un ‘Hormigas blancas’ que lideró en su vuelta con un aceptable 13,1% de share, dice que “si el eslogan de entonces era ‘el pasado siempre vuelve’, el de ahora es ‘el pasado ya está aquí’. En esta nueva etapa el tiempo nos ha dado una perspectiva nueva sobre las historias y las vamos a contar con los ojos del ahora”.

“En este tiempo hemos evolucionado tanto los personajes, como la audiencia y como nosotros mismos. Las ‘hormigas’ de 2020 son más amables y ven su labor como una oportunidad para hacer un homenaje a personajes con los que hemos crecido, realizado con el máximo cariño y respeto“, añade.

Comentarios de Facebook