La revolución tecnológica está trayendo una tendencia a la robotización, donde el hogar no es ajeno. Sobre todo lo están petando los robots limpiadores, y los robots de cocina. Los hay de todas las marcas, para todos los gustos y niveles, pero sin duda hasta ahora el referente había sido la famosa Thermomix. Pero tiene un problema, y es que es muy cara, superando los mil euros. Estamos de enhorabuena porque desde hace tiempo marcas como Cecotec ofrecen productos similares por hasta cuatro veces menos precio. Pero dentro de la variedad de Cecotec nos centraremos en el más deseado, comprado y barato de la marca.

Este robot de cocina rivaliza con los fieles a la Thermomix, pero sobre todo -al ser de rango de precios similares-, con el robot que comercializa Lidl y que suele agotarse nada más salir, tanto online como en tiendas físicas. Con Cecotec tienes la ventaja de poderlo comprar también online en su web y en todo tipo de superficies y establecimientos tecnológicos. Veamos qué modelo de Cecotec ha bajado tanto su precio, que es una oportunidad única para robotizar tu cocina.

Por qué comprar un robot de cocina

Antes que nada, para los más indecisos o descreídos, toca hablar de las ventajas de un robot de cocina. Muchos pueden pensar que es poco más que una olla express o una especie de mix que te cocina un poco más en vez de tener varios aparatos. Nada más lejos de la realidad. Es cierto que al final el robot aúna todo en uno y te evitas primero llenar tu cocina de aparatos y por otro te ahorras dinero en comprarlos, gastándotelo en uno solo y seguramente por menos precio en global.

Además, hoy en día las prisas y el poco tiempo hace que mal comamos o que lo hagamos rápido y con elaboraciones de comida rápida, muy alejados de la comida de la madre o de la abuela de toda la vida. Con un robot como el de Cecotec podrás programar y cocinar en tiempo récord cualquier receta elaborada que si tenerlo no te pondrías a ello ni te molestarías en buscar nuevos platos para comer rico y variado. También el confinamiento ha hecho que se aumente mucho el gusto por la cocina y el experimentar con nuevas elaboraciones y recetas. Pues qué mejor que tener un robot, porque con él podrás meterte en platos que requieran cocción, sofrito, batir, vapor, escalfar, emulsionar, etc. Las posibilidades son infinitas y te sentirás como un chef, pero sin sus conocimientos. El robot te indicará todo: los ingredientes, las cantidades, la temperatura, la potencia de calor, el tiempo… Programas y esperas a que esté listo.