mascarilla salud

El uso de la mascarilla es fundamental para frenar los contagios y hacer frente a la pandemia por el coronavirus. Debemos llevarla puesta no solo porque es obligatorio, sino por responsabilidad ciudadana, además de otras normas de seguridad como mantener la distancia interpersonal y lavarse las manos con frecuencia. La mascarilla crea una barrera que retiene las minúsculas gotas que salen de nuestra boca y que contienen el virus, así que llevándola todos puesta, nos protegemos los unos a los otros. Pero, después de varios meses habituados a ella, ¿sabemos realmente como utilizarla? 

USAR MAL LA MASCARILLA NOS EXPONE A VARIOS TIPOS DE INFECCIONES

A pesar de las veces que nos han repetido las instrucciones para el uso correcto de la mascarilla, seguimos cometiendo errores, básicamente porque con el paso del tiempo nos vamos relajando. Pero la realidad es que las consecuencias de hacer un mal uso, no son cosa de risa. Para evitar riesgos, hay que manipularla, usarla y guardarla correctamente, porque no solo acumulan virus, también pueden convertirse en un foco de bacterias que pongan en jaque nuestra salud, independientemente de la amenaza de la covid-19. ¿Qué estamos haciendo mal exactamente?

mascarilla-uso

Comentarios de Facebook