La Comisión Europea ha propuesto este viernes una serie de medidas legislativas para relajar las normas sobre folletos de emisión, derivados energéticos y titulizaciones con el objetivo de fomentar mayores inversiones en la economía y aumentar la capacidad de los bancos para conceder préstamos a empresas tras la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

En particular, Bruselas ha planteado modificaciones sobre la normativa de folletos de emisión de acciones o deuda, cambios en la directiva sobre mercados de instrumentos financieros (MiFID II) y enmiendas en la legislación sobre titulizaciones.

En primer lugar, el Ejecutivo comunitario ha propuesto crear un “folleto de la UE para la recuperación”, un documento “abreviado” para “empresas que ya tienen un historial” en el acceso a los mercados. Este folleto sería “temporal” y “fácil de elaborar para las empresas, de leer para los inversores y de analizar para las autoridades nacionales.

Según el Ejecutivo comunitario, esta medida “reduciría los folletos de cientos de páginas a sólo treinta” y ayudará a las empresas a obtener capital, por ejemplo a través de acciones, en lugar de aumentar su deuda.

Con respecto a la directiva MiFID II, plantea “reajustar” los requisitos pensados para garantizar un elevado nivel de transparencia con respecto a los clientes. Por ejemplo, las firmas de inversión ya no tendrán que llevar a cabo determinados análisis para algunos tipos de productos, que serán considerados “adecuados para todo tipo de clientes”, incluidos los clientes minoristas.

Además, la Comisión Europea propone modificar normas de la MiFID II que afectan a los mercados de derivados energéticos para impulsar el desarrollo de estos activos. En concreto, quiere eliminar los límites en las posiciones de inversión sobre derivados energéticos denominados en euros. De esta forma, sólo estarían limitadas las posiciones sobre derivados de materias primas agrícolas.

En tercer y último lugar, Bruselas aboga por modificar los reglamentos sobre titulizaciones y sobre requisitos de capital para facilitar el uso de este tipo de productos. La intención de las autoridades comunitarias es que los bancos “liberen sus balances” y “transfieran a los mercados parte del riesgo de los préstamos a pymes”.

Para ello, la Comisión propone crear un marco específico para una titulización que sea “simple, transparente y normalizada” que se beneficiaría de un tratamiento prudencial “que reflejaría el riesgo real de estos instrumentos”. También plantea eliminar obstáculos legales a la titulización de exposiciones improductivas.

“Estas modificaciones facilitarán a nuestras empresas la obtención de la financiación que necesitan para invertir en nuestra economía. Los mercados de capitales son vitales para la recuperación, porque la financiación pública por sí sola no será suficiente para volver a encauzar nuestras economías”, ha resumido el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis.

Comentarios de Facebook