Es época de viajes y de desplazamientos, así que viajar en tren con Renfe puede ser una buena manera de llegar a nuestro destino. Hay algo romántico en viajar en tren, y cada vez ofrece más comodidades y ventajas.

Sin embargo, no todos los viajes con Renfe son fáciles y hay motivos suficientes para no pisar nunca un andén de tren. Antes de plantearte un viaje largo hay que contemplar varias opciones para decidir la que mejor te convenga por precios, horarios y comodidad.

El verano hace que los servicios de Renfe sean muy utilizados, a pesar de los problemas de servicio y las huelgas que a veces les afectan a los trenes.

Renfe se queda sin personal

Renfe se queda sin personal

Uno de los graves problemas a los que se enfrenta Renfe es su falta de personal en algunas regiones. Se jubilan más trabajadores de los que se incorporan, y, por ejemplo, en Galicia se están quedando sin interventores.

Eso ha llevado al gobierno a tomar medidas drásticas: tendrán que cubrir el personal con soldados del Ejército, algo que hace más de 30 años que no hacían. Van a tener que recurrir a militares en reserva para cubrir la falta de maquinistas, interventores y personal de taller.

Además, sin profesionales en el servicio, y con falta de personal, la atención a los pasajeros se puede ver perjudicada si surge cualquier incidencia durante el trayecto. Y los viajeros en tren exigen un viaje de calidad acorde con el precio del billete pagado.