mascarilla

El uso de mascarilla se ha vuelto imprescindible en nuestras vidas debido al coronavirus. Al menos en España, lo tenemos como algo obligatorio, y por evitar esa multa de 100 euros, aguantamos lo que haga falta. Pero no todo es tan sencillo con el uso de estos elementos de protección. Hay quien sufre por el dolor que le producen las gomillas en las orejas, y hay quien no tiene ese problema, pero porque le están demasiado grandes.

En lugar de enfocarte en el problema, lo mejor es que empieces a buscar soluciones cuanto antes. Por suerte, tienes varias opciones con las que probar para estar lo más cómodo posible en tu día a día. Ya que es algo que debes usar a diario, conviene usarlo de la forma adecuada. Recuerda que ahora es mucho más fácil hacerse con una buena mascarilla, y si lo deseas incluso puedes encontrar dónde personalizarlas, y seguirán siendo igual de seguras.

Compra la mascarilla infantil

mascarilla para niños

El comienzo de la pandemia fue un verdadero caos, ya que unas personas decían que la mascarilla no era necesaria y otro que sí. Enseguida dejaron de tener existencias en farmacias y tuvimos que lanzarnos a los supermercados en busca de esta protección. El problema es que solo había un tamaño y un modelo, las mascarillas quirúrgicas. Todo el mundo tiene una forma y tamaño diferente, no solo de cuello hacia abajo, la cabeza también es diferente en todos y cada uno de nosotros.

Debido a este problema, había dos perjudicados, los niños pequeños y las personas con una cabeza más ovalada. Esto no permitía que las gomillas cumplieran la función de sujetar la mascarilla al rostro, y se caían. Por suerte, empresas como Mercadona reaccionaron rápido, y crearon las mascarillas infantiles. De un tamaño perfecto para los pequeños entre los 3 y 12 años. Estas también pueden ser la solución ideal para los adultos con rostros más finos. Aunque hay que reconocer que los que han sufrido durante más tiempo han sido los más pequeños, ya que los apaños caseros no eran lo mejor.