Cuba, Puerto Rico y Filipinas fueron las últimas posiciones que recordaban a España un pasado de gloria imperial que nunca volvería. Un postrero esbozo que se esfumó en 1898 , como el resto del imperio en el que nunca se ponía en sol. Este último desastre desgarró la moral de una nación que veía como un país naciente (Estados Unidos) no solo plantaba cara, sino que también era capaz de vencer en una guerra.

Entre estas tres plazas, Puerto Rico es la única que sigue unida a día de hoy a la historia de su país vecino en el continente norteamericano. Ahora, actúa a nivel global como un Estado Libre Asociado, lo que significa que los isleños no pueden ejercer su derecho a la soberanía nacional de Estados Unidos. Lo que muchos consideran como seguir siendo una colonia.

mre-2El estatus actual de Puerto Rico según los Estados Unidos, es un territorio no incorporado. El llamado Estado Libre Asociado, es un nombre inventado por el Partido Popular Democrático (PPD) en 1952 para engañar al pueblo de Puerto Rico y hacerle creer que habíamos dejado de ser colonia. Ni tan siquiera la traduccióon al inglés concuerda, porque es Commonwealth, no Free Associated State“, admite José Nieve, portavoz del Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España.

Por ello, nace este Movimiento en el seno de la isla, para salir de la situación de desventaja frente al país americano. Sin embargo, lo que llama más la atención de su propuesta es la dirección de futuro que toma la misma: “volver a formar parte de España”.

“Cuba y Puerto Rico no se independizaron de España, fuimos separados por la fuerza. Y en el caso de Puerto Rico, fue en contra de nuestra voluntad, ya que los puertorriqueños nos autodeterminamos en el 1897 con la Carta Autonómica y fuimos la primera provincia autonómica de España”, admite sobre esta cuestión el propio representante.

“Cuba y Puerto Rico no se independizaron de España, fuimos separados por la fuerza”

Y la elección es clara: hay que volver como una comunidad autónoma más de España. En este caso sería la decimoctava y dentro de su estatus personal, considerarían el ejemplo de las islas Canarias como modelo efectivo (al tratarse de otro territorio de ultramar).

“Queremos volver como la decimoctava Comunidad Autónoma del Reino de España”. Así de claro sentenciaba José Nieve, portavoz del Movimiento de Reunifiación de Puerto Rico con España. Sobre el estatus que ocuparía la antigua colonia en su regreso a nuestro país también tienen claras las ideas: “Queremos igualdad política y un tratamiento parecido al de la islas Canarias”.

En cualquier caso, y contra todo pronóstico, los representantes de este movimiento ven en la victoria de Donald Trump una oportunidad única que no deben perder, ya que consideran que el todavía presidente electo de Estados Unidos mostrará la verdadera cara con la que el país norteamericano mira al mundo hispano.

“A los reunificacionistas nos conviene la victoria de Donald Trump, porque deja al descubierto lo que los anglosajones piensan de los hispanos”

“A los reunificacionistas nos conviene la victoria de Donald Trump, porque deja al descubierto lo que los anglosajones piensan de los hispanos y nadie puede decir que es un invento nuestro, que no nos quieren”. Argumentos similares a los que usan algunos grupos cubanos.

Sin embargo, los retos que se interponen en sus caminos no son sencillos de sortear. En primer lugar, como Estado Libre Asociado, Puerto Rico ha recibido una educación con visión completamente anglosajona, por lo que la Leyenda Negra sobre España pesa demasiado en la isla.

“El 2015, el MRE comenzó una campaña educativa para erradicar la leyenda negra que poco a poco está rindiendo frutos”

“El sentimiento en Puerto Rico hacia España, es la leyenda negra. Los Estados Unidos controlaron el sistema de educación, creando un sistema de americanización y tergiversación histórica, creando una amnesia colectiva en los puertorriqueños. Por eso en el 2015, el MRE comenzó una campaña educativa para erradicar la leyenda negra que poco a poco está rindiendo frutos”, admite en este sentido Nieve.

Tampoco pierden la ocasión desde la formación política para mandar un mensaje a las comunidades autónomas más independentistas de España: “Los movimientos separatistas en España no agradecen la autonomía justa que España le permite,miren el caso de Puerto Rico, miren a los catalanes y vascos en Francia, Lo que sucede es que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

 

Los últimos de Cuba piden que la isla sea una comunidad autónoma