La diabetes es una enfermedad que puede causarte más problemas de los que piensas. Cada día existen más personas con diabetes tipo 2 por culpa de un exceso de ingesta de azúcar. La hormona de la insulina es la encargada de que las células tengan la glucosa suficiente para funcionar. Sin embargo, si el organismo tiene demasiada no es capaz de administrarla toda y gran parte de ella se queda en tu torrente sanguíneo.

La diabetes tipo 2 se suele dar más en personas con obesidad o sobrepeso y que además tienen un perfil de vida sedentario, o bien por su trabajo o por desidia. Es necesario que te conciencies sobre la importancia de mantener tanto una alimentación como un estilo de vida saludable.

Hay costumbres diarias que hacen que entres en factor de riesgo de sufrir diabetes y no lo sabes. Te diré unas cuantas para que intentes corregirlas.

Sedentarismo

sedentarismo y diabetes

El sedentarismo hace que la diabetes aparezca antes de lo que piensas. Es un problema de esta época. No tenemos tiempo o dinero para ir al gimnasio, sin embargo, esa no es excusa para vivir sentado.

Hay algunos trucos que harán que te muevas sin querer. Procura olvidar el coche y desplazarte andando o en bicicleta, tanto tu corazón como tus pulmones agradecerán un poco de ejercicio y refuerzos.

Cuando vayas a subir a casa hazlo por las escaleras y si puedes coger un camino más largo o distinto al habitual, hazlo. Es necesario que tomes aire fresco y que camines al menos diez mil pasos al día para que tu cuerpo esté saludable.