No a todos los viajeros les gusta visitar las zonas más turísticas. Hay turismo para satisfacer a todos los gustos, incluso los más oscuros. Seguro que podrás sentir algo diferente visitando algunos pueblos fantasma, lugares de España que han sido abandonados y que siguen manteniendo su esencia de antaño prácticamente intacta.

Como si el tiempo se fuera detenido en ellos. Una burbuja temporal en la que se han quedado atrapados y en la que te atraparán también a ti durante unos instantes. Como si tuvieras una máquina del tiempo y pudieses sentir la historia, pisarla, tocarla, revivirla…, aunque alguna de las historias y leyendas detrás de estos lugares no es precisamente agradable.

Los pueblos fantasma de España que debes conocer

Escó

Escó, pueblos fantasma, España

Escó es otro de esos pueblos fantasma que puedes visitar en España durante tus vacaciones. Haz una escapada y pasea por sus calles o lo que queda de ellas, aún sigue manteniendo esa esencia de antaño que te atrapará.

Se encuentra muy cerca del Pirineo aragonés, y que fue abandonado (como tantos otros) por la construcción de la presa que se construyó en esta zona. Desde la década de los 70, solo 4 personas vivían allí: un pastor y sus 3 hijos.

Otro lugar marcado por el drama de la construcción de presas en España y que ahora ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico por estar atravesado por el Camino de Santiago en su vertiente francesa.