Guadalest, pueblos de Valencia

Cuando piensas en el levante, en Valencia, lo primero que se te viene a la cabeza son esas enormes playas y zonas masificadas de turistas. Hablo de ciudades como Benidorm, como Gandía, e incluso la propia capital de esta comunidad. Pero lo cierto es que hay mucho más, con pueblos muy interesantes que quizás son desconocidos para la mayoría, pero que merece la pena visitar al menos alguna vez.

Más allá del sol y la playa que pueda ofrecer la Comunidad Valenciana, hay mucho por conocer. Incluso deberías conocer algunos puntos muy interesantes que no todos conocen, como Fuentes de Algar, el edificio del Santuario de Santa María Magdalena de Novelda, el Salto de la Novia, la Fortaleza de Vilafamés, la Fortaleza de Xátiva, la Fuente de los Baños en Montanejos, el Acueducto de Peña Cortada, la Cueva Tallada, los Calderones de Chulilla, y tantos otros lugares eclipsados por esas ciudades de ocio y vacaciones…

Los pueblos más desconocidos de Valencia

Finestrat

Finestrat pueblos de Valencia

Finestrat es uno de los pueblos menos conocidos de Valencia. Es un pueblo costero con su encanto, y con una colina en cuya cumbre se construyó un castillo-fortaleza del Medievo. Es verdad que en la Edad Media no estaba de moda poner la toalla y la sombrilla en la playa, pero sí en buscar puntos estratégicos desde donde defenderse.

Junto con el pueblo asentado en el abrigo del Puig Campana se encuentra este municipio con gente de carácter alegre. Y, además de sus playas, tiene otros encantos.

Algunos son sus casas colgantes multicolor que atraen a todos los visitantes, sus calles con encanto por las que admirar las fachadas caleidoscópicas, el castillo que he citado anteriormente, etc.