Las personas que cumplen 65 años y 10 meses durante este año 2020, podrán jubilarse. También las que cumplen 65 años y ya hayan cotizado un total de 37 años. A pesar de ello, hay ciertas profesiones que al ser de riesgo o especialmente peligrosas, tienen el privilegio de una jubilación anticipada.

Según está explicado en la web oficial de la Seguridad Social: “la edad ordinaria de jubilación puede ser rebajada o anticipada en aquellos grupos o actividades profesionales, cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, peligrosa, tóxica o insalubre y acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad, siempre que los trabajadores afectados acrediten en la respectiva profesión o trabajo el mínimo de actividad que se establezca, se encuentren en situación de alta o asimilada a la de alta y cumplan los demás requisitos generales exigidos“. Sigue leyendo para descubrir cuáles son estas profesiones.

Jubilación anticipada para los bomberos y trabajadores ferroviarios

jubilacion bomberos

En último lugar, tenemos a los bomberos y los trabajadores ferroviarios. En el caso de los primeros mencionados, se les aplica el coeficiente reductor del 0,20. Al igual que sucede con el Cuerpo de la Ertzaintza, el interesado no puede acceder a la pensión de jubilación si tiene una edad inferior a los 60 años. O a la de 59 años en los supuestos que presenten 35 o más años en su cotización efectiva.

En lo que respecta a los trabajadores ferroviarios, la normativa estipula un coeficiente de reducción que oscila entre el 0,15 para el jefe de maquinista, el maquinista de locomotora de vapor y el ayudante de este. También para el oficial de calderero y chapista en depósito, el resto de puestos tienen un 0,10.