mercadona

Que Lidl está pisando los talones a Mercadona es un hecho. Es más, en muchos productos la cadena alemana supera con creces a los de la valenciana. Sin embargo, no todas sus ‘apuestas’ salen bien. A pesar de que en la relación calidad-precio casi siempre se impone a la marca de Juan Roig, hay determinados productos de Lidl que son poco recomedables, y que en Mercadona son un auténtico escándalo. En precio, en calidad, o en ambos al mismo tiempo.

No todos los productos de Mercadona que vamos a destacar (y a no recomendar de Lidl) son alimentos. Incluso en su mayor fuerte, los alemanes también fallan. ¿Te intriga conocer cuáles son estos productos top de Mercadona que hay que evitar en Lidl como sea?

TOMATE FRITO, DE MERCADONA SIN DUDA ALGUNA

Uno de los puntos fuertes de Mercadona es su marca Hacendado. Aunque en algunos productos su precio es más elevado que el de otras marcas blancas, lo cierto es que en cuanto a calidad gana por goleada. Especialmente si lo comparamos con el tomate frito de Freshona de Lidl, que tiene un punto de demasiado dulzor que nos alerta de que la elaboración no es del todo saludable. En cambio, Hacendado utiliza aceite de oliva para el tomate frito, y aunque tiene un punto más sabroso es menos empalagoso.

 tomate frito de marca blanca de Mercadona,