Son muchas las personas que prefieren acabar su vida laboral antes de llegar a la edad legal de jubilación, a fin de poder librarse por fin de las obligaciones propias de quién tiene que ir a trabajar todos los días. Por eso, junto a figuras como la jubilación anticipada existen otras que también permiten el retiro antes de tiempo, es lo que conocemos como prejubilación.

Ahora que estamos en una situación difícil y muchas empresas no saben cómo afrontar la vuelta a la normalidad y se ven obligadas a hacer ajustes en su plantilla, las prejubilaciones vuelven a estar de moda. Con ellas, los empleados de mayor edad se retiran del mercado laboral y la empresa tiene un coste menos que asumir. Si tu empresa te ha propuesto una prejubilación o valoras pedirla, presta atención a todo lo que tienes que saber sobre este tema.

¿Qué requisitos debes cumplir para acceder a la prejubilación?

acceder a la prejubilacion

Tal y como acabamos de señalar, no existe una figura jurídica con el nombre de prejubilación, por lo que no hay una regulación uniforme. Son las empresas las que suelen establecer las reglas para que sus empleados puedan acceder a esta forma de retiro de la vida laboral. Por eso, no hay ni una edad mínima para la prejubilación, podría darse a los 60 años, pero también a los 50.

No obstante, las empresas suelen establecer requisitos en cuanto a la prejubilación, y lo hacen porque esta opción tiene costes para ellas. Lo habitual es que se permita acceder a esta forma de poner fin a la vida laboral a quienes han alcanzado ya una determinada edad, tienen cierta antigüedad o están enfermos.

Esto implica que si estás interesado en prejubilarte debes hablarlo con los responsables de tu empresa. Serán ellos los que decidan si puedes acogerte o no a esta modalidad y te ofrecerán la compensación económica que consideren adecuada.

Comentarios de Facebook