Vicente Vallés y Ana Pastor moderarán el debate.

El politólogo Lluis Orriols afirma que el debate televisado, “en su conjunto tiene un efecto sobre el voto. Es un evento importante en campaña”. Y lo será más, teniendo en cuenta que los indecisos rondan el 48%, según el último estudio del CIS.

El único debate con los principales líderes políticos lo organizará Atresmedia el próximo martes 23 de abril. Ana Pastor y Vicente Vallés moderarán a Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Unidas Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos) y Santiago Abascal (Vox).

Detrás de esta maquinaria se encontrarán Santiago González y César González Antón, jefes de informativos de Antena 3 y La Sexta, que seguirán la hoja de ruta del documento que elabora el Parlamento británico en las elecciones.

EL DEBATE CLAVE

El Comité Electoral del PSOE anuncia la disposición de Pedro Sánchez a debatir el próximo 23 de abril con los candidatos de PP, Podemos, Ciudadanos y Vox en Atresmedia”, explicaron los socialistas en un comunicado.

debate
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Las razón que expone el partido del Gobierno para escoger el formato propuesto por Atresmedia es que “ni el PSOE ni Pedro Sánchez vetan a ningún candidato, por muy lejanas que sus ideas sean de las nuestras” porque en democracia, aseguran, la clave es “debatir entre diferentes, entre muy diferentes y contrastar propuestas para España”.

Y añadían: “El debate es más rico cuanto más plural, pues, en ese caso, representa mejor todas las posiciones políticas existentes en nuestro país”. José Luis Ábalos (PSOE), Andrea Levy (PP), Noelia Vera (UP), Fernando de Páramo (Cs) y Manuel Mariscal (Vox) participaron en el sorteo que decidió el orden de intervención.

EL ORDEN DE INTERVENCIÓN

Pedro Sánchez, abrirá un debate de dos horas estructurado en tres grandes bloques y le seguirán Albert Rivera, Pablo Casado, Santiago Abascal y Pablo Iglesias. Ninguno de los candidatos dispondrá de dispositivos tecnológicos, todos ellos contarán con un asesor a pie de plató que intervendrá en las pausas publicitarias y una ‘sala del tiempo’ buscará un equilibrio del debate.

Antena 3 se volcará con una previa y un post-debate con análisis conducido pro Esther Vaquero y Antonio García Ferreras hará lo propio en La Sexta. El periodista leonés se ayudará de un equipo de Newtral, que hará ‘fact-cheking’ a los candidatos en directo.

Santiago González, director de Antena 3 Noticias, asegura que “Vox es una realidad, aparece en las encuestas, entre la ciudadanía. No tenía sentido que se quedará fuera una fuerza así. No tenemos la exigencia de una cadena pública, sino que podemos hacer televisión como una privada. Había que incluirlos”.

Onda Cero también emitirá ‘El Debate’ en directo dentro de ‘La Brújula’, con Juan Ramón Lucas al frente. El formato se emitirá en Atresplayer y en treinta países, con un alcance de 88 millones de espectadores, gracias a Antena 3 Internacional.

ENFADO EN RTVE POR EL PORTAZO DE SÁNCHEZ

Los Consejos de Informativos de RTVE consideran “un desprecio hacia la radiotelevisión pública que el PSOE y su candidato y actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hayan rechazado participar en el debate electoral a cuatro propuesto por TVE. Asimismo, condenamos que el único debate en el que Sánchez ha aceptado participar sea el debate a cinco propuesto por un grupo privado de comunicación y que incluye al candidato de un partido sin representación parlamentaria”.

Estos organismos recuerdan que “la Ley Electoral (LOREG) obliga a la radiotelevisión pública a que en el debate televisado participen sólo los partidos políticos con representación parlamentaria y de forma proporcional”.

Y añaden: “RTVE cumple un servicio público esencial que debería ser tenido en cuenta y apoyado desde las instancias públicas. TVE es, hoy por hoy, la única televisión que pertenece a toda la ciudadanía española y que debe representarla en su conjunto, como de forma reiterada venimos reclamando los Consejos“.

“Por todo ello, ni entendemos ni aceptamos las razones por las que el PSOE y su candidato y actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, deciden no apostar por el servicio público y el pluralismo que representa RTVE para un momento y espacio tan significativos como es un debate electoral, y marginar así a la televisión pública en beneficio de la privada”, señalan.

debate
Rosa María Mateo, administradora única de RTVE.

“Despreciar a RTVE supone, desde luego, dar la espalda a los miles de trabajadores de esta Corporación pública, y sobre todo a millones de ciudadanos que pagan este servicio con sus impuestos. Especialmente afectados son aquellos que viven fuera de España y que no podrán seguir el debate con facilidad, debido a las restricciones de derechos de emisión del medio privado”, rematan.

¿QUIÉN GANARÁ EL DEBATE?

Que el PSOE haya escogido un debate a cinco podría tener dos intenciones: colocarse como antagónico de Vox y conseguir que los tres partidos del centro-derecha se lastren con fuego amigo. Pedro Sánchez aparece en todas las encuestas como líder más votado y ha escogido una prudente campaña de perfil bajo con acento gubernamental.

Pablo Iglesias, en horas bajas, ha utilizado la investigación de MONCLOA.COM, que destapó el espionaje del Gobierno del PP, para llamar a la remontada. Vox, que parece no haber tocado techo, ha exhibido una fuerza brutal en sus mítines.

Ciudadanos intentará evitar la imparable sangría que se le presume y Pablo Casado aparecer como presidenciable tras protagonizar una frenética campaña lastrada por su locuacidad y la de algunos de sus fichajes.