Admitámoslo, todos le tenemos un poco de miedo a Hacienda, y en el caso de los autónomos este temor es todavía mayor, porque la relación que tienen con la Agencia Tributaria es más estrecha que la que tienen el resto de ciudadanos. No en vano el autónomo líquida cada tres meses el IVA y el IRPF y le paga a Hacienda lo que corresponde.

De ahí que no sea extraño que muchos profesionales por cuenta propia habiliten la notificación electrónica mediante su correo electrónico para sus comunicaciones con la Agencia Tributaria, ya que es una forma rápida y sencilla de estar al día sobre novedades y obligaciones tributarias. Pero, ¿qué ocurre si no podemos revisar el correo durante unos días o si sabemos que vamos a estar fuera? En estos casos tenemos el conocido como período de cortesía.

No es tan malo el león como lo pintan (hablamos de Hacienda)

notificacion digital hacienda

Pagar impuestos no le hace gracia a nadie, aunque sabemos que son totalmente necesarios. Y si nos llega una notificación de Hacienda nos tiemblan las manos incluso antes de abrir el sobre. Pero al final no todo es tan malo, incluso la Agencia Tributaria es consiente de que podemos tener problemas para cumplir con nuestras obligaciones.

Al final lo que importa es que cumplamos, por eso se han establecido medidas como el fraccionamiento de pagos de deudas tributarias o el período de cortesía, que ahora vamos a ver exactamente en qué consiste y cómo podemos activarlo si vamos a estar ausentes.