hollywood coronavirus

La crisis del coronavirus no solo está dejando grades pérdidas humanas, también está provocando estragos en la economía mundial que estamos sufriendo todos. Uno de los sectores afectados es el del mundo del cine. La aparición del COVID-19 y la forzosa reclusión de la ciudadanía ya llevado a cancelar cientos de proyectos cinematográficos en Hollywood. También se han cerrado milles de salas de cine a causa del riesgo de contagios. Una de la industria más afectadas es Disney, que ha tenido que posponer el rodaje y el estreno de proyectos comerciales como Mulan, Misión Imposible 7, Matrix 4, Batman el biopic de Elvis. También se han aplazado estrenos como la secuela de Un lugar tranquilo, o una nueva entrega de la saga “Fast and Furious”. Todas ellas pensadas para ser taquillazos.

Otra parte de las pérdidas que afectan a Hollywood viene derivada de los largometrajes que se se estrenaron hace un par de semanas y su proyección en cartelera se ha visto truncado de manera definitiva. Como el caso de “Sonic” que había arrancado con mucho éxito,o “Bloodshoh” protagonizada por Vin Disel.  

Según los cálculos más recientes, las pérdidas ascienden a los 18.000 millones de euros. Tan solo en taquilla, se han perdido 8.000 millones, y lo demás es lo estimado en pérdidas los próximos dos meses. Por ejemplo, el retraso de lo último de Marvel les está costando a Disney alrededor de 350.000 dólares, unas pérdidas que se notarán durante años en el mundo del entretenimiento. 

LOS MÁS AFECTADOS SON LOS CIENTOS DE MILES DE EMPLEADOS

Pero los verdaderos afectados de la situación en Hollywood causada por el COVID-19, no son los estudios, sino los trabajadores en este sector. Son cientos de miles de personas asociadas al mundo cinematográfico las que están sufriendo con más dureza el golpe económico de la crisis. Matthew D. Loeb, directivo de la Alianza Internacional de Trabajadores de Cine, ha denunciado que “los profesionales de la industria no deberían ser un daño colateral en la lucha contra el COVID-19”.

Mientras que por un lado la pandemia está generando graves daños económicos en Hollywood, otras empresas audiovisuales están aumentando sus suscripciones, como las plataformas de streaming. La demanda de estos servicios se ha incrementado desde los primeros días de confinamiento, y se pronostica que se continuará incrementado en los próximos meses. Dan Ives, un analista de Wedbush Securities, calcula que de ha producido un aumento del 20% del tiempo que los espectadores pasan consumiendo contenidos en estas plataformas. 

Comentarios de Facebook