emma garcia

Emma García es una de las presentadoras más conocidas y queridas de nuestro panorama televisivo nacional. La hemos podido ver durante años presentando el mítico programa “Mujeres y hombre y viceversa” y ahora nos acompaña las tardes de fin de semana en “Viva la vida”.

Es uno de los rostros más famosos de Telecinco. Amable, empática, buena presentadora… Muchos son los adjetivos con los que nos referimos a ella si hablamos de su trayectoria en la tele. No obstante, ella también tiene un pasado, como todos. Lejos de vender su vida privada, lo que ocurría en su vida antes de dar el salto delante de la pequeña pantalla pocos lo conocen.

Aunque se ha hecho una gran conocida de los programas del corazón, conociendo en la actualidad a los rostros más significativos de lo que esto representa y teniendo una gran experiencia en comentar realities, la periodista esconde un pasado profesional que pocos imaginan. ¡Descúbrelo!

Emma García, su pasado como reportera de guerra

emma garcia reportera guerra

Una joven Emma García estudiaba periodismo en la Universidad del País Vasco. Con esto, cumplía uno de sus mayores sueños y empezaba a dedicarse a lo que más le gustaba. Sin embargo, su sueño real estaba muy alejado de los programas del corazón de los que ahora es asidua. De hecho, se alejaba incluso de las apariciones públicas en pantalla.

Porque con lo que de verdad soñaba Emma era con convertirse en una reputada periodista de guerra. Aunque los caminos de la vida terminaron llevándola por un sendero completamente distinto, cuando uno tiene un sueño no para hasta verlo cumplido. Y esto es lo que hizo ella hasta que, al menos, pudo cumplirlo a medias.

A través de su cuenta de Instagram personal, donde la presentadora no duda en compartir imágenes de su día a día, siempre desde el gran respeto que la caracteriza, se ha podido atisbar algo sobre ese pasado desconocido. Emma publicaba una imagen que no cuadra demasiado con la imagen actual que tenemos de ella. Se la ve posando sobre un tanque de guerra situado en un campamento español en Bosnia-Herzegovina.

Comentarios de Facebook