El Palacio de Congresos de Madrid busca su reinvención

El Palacio de Congresos de la Castellana en Madrid se mantiene a la espera de recibir proyectos que le permitan abrir de nuevo sus puertas y recobrar la vida tras ocho años de inactividad y vacío absolutos. Por lo pronto, lo único confirmado es que la empresa concesionaria asume también la ejecución de la futura sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT). La rehabilitación de las instalaciones costará 72 M€, según el plan de viabilidad elaborado por el Gobierno.

La empresa adjudicataria del contrato de concesión explotará durante un máximo de 40 años el recinto, propiedad del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de Turespaña. El Palacio de Congresos de Castellana, que en junio cumplía 50 años, se cerró el 21 de diciembre de 2012, por no ajustarse a la normativa vigente ni garantizar la seguridad si se seguía usando. Estaba previsto que reabriera tres meses después.

A lo largo de estos años se han barajado diferentes propuestas que nunca han llegado a término. En 2015 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid echó atrás el plan que iba a añadir un rascacielos de 23 plantas adyacente con un hotel y una zona comercial de lujo. En 2018 se anunció que la institución ferial madrileña Ifema, se iba a hacer cargo y que iba a invertir entre 50 y 60 millones en su remodelación. Todo acabó en otro plan desestimado.

A partir de ahora el recinto se enfrenta a nueva etapa, tras el período de alegaciones, que concluye en febrero de 2021, y una vez se cumpla el plazo de 36 meses para la ejecución de la obra.