vino blanco

La paella es el mejor plato del mundo. O al menos uno de los mejores al menos. Lo que sí es seguro es uno de los platos más tradicionales del panorama gastronómico español. No hay más que ver que casi todos los extranjeros que vienen a España a hacer turismo, no quieres volver a sus países de origen sin haber degustado antes este delicioso plato. Y si no, no hay más que ver que las zonas más turísticas de nuestro país, la paella nunca falta en la oferta de bares y restaurantes.

No descubrimos nada cuando afirmamos que comer paella implica un placer gastronómico incomparable. Hasta ahí todos de acuerdo. Lo que a algunos ya no gusta tanto es tener que cocinarla en sus casas. Si eres uno de ellos, o si eres de los que quieren perfeccionar tu técnica, estate atento. Porque en este artículo te vamos a contar los 6 grandes secretos para que bordes el mejor plato del mundo.

La paella se hace a lo ancho

paella

El primer mandamiento de la Biblia de las paellas dice que la paella se hace a lo ancho. Y no a lo largo. Esto tiene su por qué. Piensa que el arroz se cocina a la vez que absorbe parte del caldo mientras otra parte se evapora. Pues bien, al preparar una paella en un recipiente estrecho lo que ocurriría es el arroz de la parte de arriba no se haría, mientras que el de la superficie se pasaría.

Por eso hay que hacerlo en un cazo o paellera ancha. Porque de este modo, durante todo el proceso de cocción, todo el arroz está en contacto con el caldo. Lo recomendable es que al echar el arroz, este no supere, como mucho los 2 centímetros de altura.