celiacos

Cada día son “más las personas que tienen intolerancia al gluten” y, como consecuencia, no pueden tomar harina. Pero también hay muchas harinas que SÍ SON APTAS para celíacos

Además de que son toleradas por los celíacos las harinas sin GLUTEN son más saludables y cada vez se encuentran más fácilmente en las tiendas o sitios especializados. Es MUY IMPORTANTE que si compras harinas especiales para celiacos mires que tenga un certificado que lo verifique en su envase. Otra opción que cada día se lleva más a cabo es hacerla tú mismo.

El único problema y gran diferencia de las harinas complementarias sin gluten es que algunas no elevan la masa, pero no te preocupes ya hay muchos trucos para poder hacer pan, dulces y bollos sin problemas y que sepan igual de bien usando la goma xantana, que puedes adquirir en tiendas especializadas o si eres más mañoso en la cocina hacer la mezcla para conseguirla.

También encontramos levadura sin gluten para facilitar la labor, pero no lo olvides tiene que poner el SELLO SIN GLUTEN y así te aseguras de que no esté contaminada en la producción.

A continuación, te pondré la lista con todas las harinas sin gluten aptas para celíacos.

¡¡Buen provecho!!

Harina de maíz

Esta harina es la “más consumida en el mundo” puede ser de maíz crudo, cocido, pelado, tostado, amarilla o blanca.

El maíz es el cereal que más escuchas cuando hablas de la celiaquía. Pero OJO, no es la que más te conviene tomar por sus deficiencias en aminoácidos, pero sí es alta en hidratos de carbono y minerales como el magnesio, hierro, fósforo y selenio, junto con vitamina B, E y A.

Para lo que más se usa esta harina sin gluten para celíacos es para la pastelería. Los tamales, las arepas, o las tortillas mexicanas están hechas con ella.

celiacos

Harina de patata

Esta harina es muy rica en hierro y tiene un alto contenido en hidratos de carbono y potasio. Posee un sabor muy neutro, incluso parecido a la harina de trigo.

Se utiliza mucho en pastelería, ya que puede retener mucho líquido, y muchas la utilizan para espesar salsas o guisos o en remplazo de la harina común a la hora de integrar la carne molida o el relleno de embutidos.

Se elabora cociendo y secando las patatas, para posteriormente molerlas.

patata

[/netxpage]