El 5G ante su momento clave: cambiará la sociedad entera

Apenas supone un cambio de número. De 4 a 5, la “G” se mantiene. Pero esta evolución en la tecnología móvil es algo más que un cambio en la telefonía. Se trata de una revolución para la sociedad. Incluso, el “más velocidad, menos latencia y mayor capacidad de red” se queda corto. Es un antes y un después. Simple.

Durante los próximos meses los operadores irán encendiendo el 5G. Cada uno con su estrategia y a su ritmo. Para predecir qué sucederá en los próximos años, MERCA2 ha organizado una mesa de debate junto a los principales actores que llevarán a cabo esta revolución. Bajo el título ‘El negocio móvil ante su futuro’, portavoces de Telefónica, Vodafone, Samsung, Orange y MásMóvil han abordado el desarrollo de la conectividad móvil, los casos de uso, las innovaciones que llegarán y, no menos importante, todas aquellas cuestiones que todavía no se pueden imaginar.

Muy concreto en este sentido ha sido el director de Marketing de Orange España, Ignacio López, al sentenciar que “el 5G no cambia la telefonía, cambia a la sociedad en sí misma”. En este sentido, asume que ciertas cosas ahora mismo se intuyen, pero predecir cómo será la telefonía móvil en el próximo lustro es muy complicado.

Director de Marketing de Orange España, Ignacio López

Y, precisamente, ese es el hilo conductor del debate: ¿qué haremos con el teléfono móvil dentro de cinco años? ¿Cómo lo usaremos? ¿Cuántas cosas serán totalmente diferentes?

El director de Marketing de Consumo de Vodafone España, Alfonso Sanfiz, explica que “lo único seguro es que va a haber cambios, y que ese cambio vendrá con el 5G”. La unanimidad en la mesa es total. De hecho, en estos momentos hay un ligero deja vú; algo en lo que incide el director de Marketing de MásMóvil, Jacobo Gálvez, al asegurar que “cuando llegó el 4G el escenario era el mismo que ahora, sabíamos que iban a cambiar cosas, pero no cuáles en concreto”.

No obstante, añade Gálvez, en esta ocasión se sabe que no solo habrá un giro en el consumo particular, sino que el ámbito industrial -sobre todo- será uno de los sectores económicos más impactados. Incluso, concluye que “el móvil será como una especie de hub, será la puerta de entrada a muchas cosas”.

Director de Marketing de Consumo de Vodafone España, Alfonso Sanfiz

Otro de los cambios más significativos, según aclara el director comercial de Samsung, Eduardo Rodríguez, es que “el 5G será el momento del persona a persona. Si el 4G fue la llegada de las plataformas, el 5G acaba con los intermediarios y añade a la industria muchos más actores”. ¿Pero sabemos qué hará cada uno de esos actores? El director de oferta de Gran Público de Telefónica España, Mario Díaz, habla de una incertidumbre positiva en el ámbito de la telefonía móvil. Asegura que “la gente se comportará de otra manera, por eso es más difícil predecir”, por lo que supone un reto muy interesante para los operadores buscar qué quiere la gente, los clientes y las empresas.

¿TODO CONTADO SOBRE EL 5G?

Antes de hablar sobre el 5G, a fondo, ya se habían despachados muchos temas al respecto. Se nota que los operadores tienen cierta ansiedad por su llegada. Saben que nos encontramos ante el mayor cambio tecnológico de la década. Y todos quieren estar preparados.

Mario Díaz, no obstante, cree que primero “hay que echarlo a rodar e ir descubriendo cosas. Estará toda la industria detrás intentando descubrir casos de uso, pero eso no pasará de hoy para mañana”. Para entender todos estos cambios, sostiene Ignacio López, hay que entender que “cuando hablamos de 5G lo hacemos con la perspectiva actual. En el 4G se incorporaron los OTTs, ahora lo que pasará es que se incorporará el resto de la industria para desarrollar la tecnología”.

Director comercial de Samsung, Eduardo Rodríguez

Este punto es importante, porque hace años, con la llegada del 4G, las prioridades eran otras. La monetización, clave para el negocio de las empresas, no estaba tan clara. Así, Eduardo Rodríguez asume que “los sectores industriales deberán balancear la parte del consumo y el ocio, junto con otras vías de negocio”, sobre todo de cara dicha monetización.

Por su parte, Jacobo Gálvez estima que ya mismo se pueden ver casos concretos de aplicaciones como la realidad aumentada o todos los avances en el sector de la automoción con el coche autónomo. Y todo eso se verá impactado por el 5G.

CASOS DE USO… YA

Al margen de lo que depara el futuro, ¿qué podemos esperar ya mismo del 5G? La mesa de debate se pone a prueba, pero enseguida afloran realidades de esta evolución tecnológica. Por ejemplo se habla de los entornos de compra de realidad aumentada, donde no te hace falta ir a la tienda; la gestión de desastres naturales y la congestión de red, para evitar saturación; retransmisiones deportivas, donde se elige la forma de ver las cosas; o el gaming online, donde cientos de personas conectadas a la vez pueden jugar.

Director de Marketing de MásMóvil, Jacobo Gálvez

Aunque no hay mayor caso de uso que el negocio que se moverá detrás del 5G, y cómo. Mario Díaz, de Telefónica España, asume como sector “la responsabilidad de montar las infraestructuras, pero no solo eso. Tenemos que dotar de soluciones a todas esas empresas que tendrán un papel fundamental en el 5G”.

En esa misma línea, Ignacio López, de Orange España, piensa que “el rol de los operadores es clave, no solo podemos limitarnos a desplegar las redes”. Y Jacobo Gálvez, de MásMóvil, va un paso más allá y se autoimpone “un deber con la sociedad. Una sociedad con mejor acceso a la tecnología es una sociedad con mayores posibilidades. Debemos ser un país tecnológicamente avanzado”.

Para que todo funcione, y efectivamente los operadores no cumplan solo con su rol tradicional y aporten a la sociedad, el directivo de Vodafone España, Alfonso Sanfiz, cree que deben ganar empaque como sector, entre otras cosas para conseguir que mayor fuerza ante la regulación.

Director de oferta de Gran Público de Telefónica España, Mario Díaz

Por lo que respecta a los fabricantes móviles, Eduardo Rodríguez de Samsung, tira de actualidad y cree que “es el momento de los pactos, como si fuera en política”, para no perder el tren asume que deben cambiar las cosas y llegar a acuerdos para avanzar.

EL FUTURO, ALGO PARA MAÑANA

Ya sabemos que el 5G será un cambio que va más allá de la telefonía móvil. ¿Pero qué margen deja a los operadores para innovar en su negocio? Pese a su potencial, la movilidad será un negocio rentable a nivel particular.

Alfonso Sanfiz afirma que “sí hay capacidad para seguir innovando”. De hecho, añade que “el solo móvil sigue teniendo sentido, y será el cliente el que diga lo que realmente necesita”. En esta variable, Jacobo Gálvez añade que “en otros países, con mucho menos fijo, el 5G casi será una sustitución de la fibra, pero aquí hay muy buen fijo”.

Mesa-debate ‘El negocio móvil ante su futuro’

Sobre el negocio móvil, Gálvez cree que “más que innovación de tarifas, irá hacía la innovación de servicios”. Y sentencia que “no hay discusión en que el móvil tiene una larga vida”. Pero no solo hablamos de teléfonos móviles. Ignacio López argumenta que “el uso a otros dispositivos móviles se irá extendiendo, y ya no será solo el móvil”. Por eso, Mario Díaz insiste en la idea de que lo importante es “crecer en nuevos servicios”. Básicamente se trata de aclarar que el 5G va más allá del giga; de tener más velocidad… es una cuestión de todo lo que se podrá hacer.

Y en este sentido, a nivel de “cacharros”, Eduardo Rodríguez confirma que “el cambio tecnológico traerá la necesidad de mayor rendimiento, y eso será bueno para la industria. La innovación en el ámbito de la movilidad está a pleno rendimiento, sería un error pensar que ya se ha acabado”.Con estos mimbres la ecuación es simple: habrá mejores móviles, y no solo teléfonos, sino dispositivos; que servirán para que el 5G se despliegue entre industrias con nuevos servicios que, y aunque nos pese, muchos de ellos todavía no se vislumbran. Cerramos la mesa de debate, nos vemos en cinco años para ver si estábamos acertados.