Es un hecho que no tiene discusión. Los huevos fritos se han posicionado como parte de las comidas preferidas por la inmensa mayoría. Un plato sencillo, inequívoco, de fácil elaboración y de una todavía más rápida preparación. Es así que más allá de que los huevos en general y los huevos fritos en particular se muestren de la mejor manera, existen en una gran variedad de formas a la hora de comerlos.

Bien sea para los más pequeños de la casa, como para un momento rápido, o de una manera que permita alimentarnos bien sin demasiado esfuerzo, los huevos fritos pueden prepararse entre una cantidad considerable de formas que hacen ser de los platos con mejor preparación. Desde el arroz a la cubana, con jamón, trufados, escalfados… te las mostramos desde nuestro portal de Merca2.es.

Los huevos fritos con jamón, un plato obra maestra

Huevos fritos jamón ajos

Y si los huevos fritos con arroz a la cubana y plátano te ha llamado la atención, espera a conocer el plato de los huevos fritos con jamón, una delicatessen que es, sin duda, el plato estrella de muchos hogares. Y qué bien.

También de fácil elaboración, tenemos con nosotros un plato que se distingue por el jamón ibérico (preferiblemente). En ello, y si queremos acompañarlos de patatas, tendremos que pelarlas y cortarlas para freír. Una vez fritas a fuego lento, las ponemos a servir.

Será el turno de freír también ligeramente unos ajos en ese aceite de las patatas, el tiempo suficiente para que no terminen por quemarse. Cuando los saquemos prepararemos nuestros huevos fritos en el mismo aceite para que coja el aroma y sabor de los ajos. Al incorporarlos en en el plato, damos una rápida vuelta a nuestro jamón. ¡Para chuparse los dedos!