A estas alturas de pandemia, ya deberías saber qué mascarillas son más o menos efectivas, pero también cómo usarlas de forma correcta. En cambio, hay algunos pequeños detalles que aún falta por pulir. Por ejemplo, cómo quitar de forma segura la mascarilla, ya que en multitud de tutoriales se centran simplemente en los pasos del procedimiento, pero hay algunos detalles que podrían marcar la diferencia.

Los ojos son otro de los puntos de contagio del SARS-CoV-2, junto con la boca y la nariz. Por tanto, también deberías tomar algunas precauciones para evitar que lo que ha frenado la mascarilla no termine introduciéndose a través de tus ojos…

Lo que debes saber cuando te quitas la mascarilla

¿Cerrar los ojos al quitarte la mascarilla?

Ya he repetido en numerosas ocasiones que ponerse y quitarse la mascarilla son los momentos más críticos y deberían hacerse respetando una serie de pasos para poderlo hacer de forma correcta y no contaminar la mascarilla o contaminarnos nosotros. De lo contrario, de poco servirá el uso de mascarilla.

También hacer un uso correcto de la mascarilla, y evitar algunas imprudencias podrían marcar la diferencia en la efectividad de llevar mascarilla.

Dicho esto, el momento más crítico de todos es cuando se quita, más incluso que cuando se coloca. El motivo es que tras el uso, la mascarilla podría estar contaminada con carga vírica que ha frenado. Si se hace de forma inadecuada, puede que esa barrera no sirva de mucho si terminas llevando los virus a tu boca, nariz u ojos de otra forma.

Cerrar los ojos al quitarse la mascarilla

Algunos expertos están recomendando cerrar los ojos como un plus de seguridad cuando te quitas la mascarilla. Es el caso del Dr. David Callejo, un médico especialista en Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor. Así lo ha publicado a través de su cuenta oficial a través de la red social Instagram. Aprovecha estas plataformas para enviar vídeos divulgativos sobre la pandemia, y en uno de ellos sorprendía con este consejo.

Además de todo el ritual que hay que seguir para quitársela, como lavarse las manos, desecharla o guardarla adecuadamente, etc., también se puede usar este extra de seguridad y cerrar los ojos. Según en palabras del propio médico “Es fundamental quitarnos la mascarilla de atrás hacia delante, sin tocar nunca la parte de delante y cerrando los ojos. Una vez que nos quitamos la mascarilla, de nuevo nos lavamos las manos.”.

El motivo es que al remover la mascarilla, algunas microgotas se podrían desprender del material filtrante y entrar en los ojos, por tanto, contaminándote si llevan carga vírica. No obstante, si la mascarilla tiene carga vírica, es probable que también la tenga tu cara y ojos (si no llevas gafas o pantalla de protección)…

Pero sí que es cierto que en caso de haberlas y que no hayan entrado en los ojos, podrían entrar si se quita la mascarilla y no se cierran los ojos. Eso podría suponer un incremento del riesgo de infección por coronavirus. El propio doctor lo comenta “Si al retirar la mascarilla tenemos mala suerte y entra en contacto con nuestros ojos, podría aumentar el riesgo de infección por coronavirus. Este riesgo se evita de forma simple si los cerramos“.