Proyecto urbanización Montegancedo en Pozuelo de Alarcón, Madrid.

El futuro barrio de Montegancedo está a la espera de que el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón apruebe definitivamente los proyectos de urbanización y de reparcelación. Un proyecto al que la alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ya dio luz verde el pasado mes de abril, y que apunta a convertirse en un referente residencial en urbanismo sostenible en la Comunidad de Madrid, y a nivel nacional.

De hecho, para Iván Pascual, gerente de Montegancedo, “a juzgar por el interés que el nuevo barrio de Montegancedo tiene para Pozuelo de Alarcón desde el punto de vista social, medioambiental y económico, y viendo las últimas actuaciones del Ayuntamiento y su compromiso con el fomento de la actividad económica, especialmente en la situación en la que nos encontramos como consecuencia de la crisis sanitaria, estoy convencido de que la aprobación de Montegancedo es inminente y que el propio Consistorio, como responsable de estas aprobaciones, agilizará los trámites pendientes al máximo”. 

Además, Propietarios de Montengancedo insisten en que la aprobación definitiva del nuevo barrio de Pozuelo de Alarcón no está condicionada al proyecto de los accesos a la M-40, que podría concretarse a lo largo de las obras de urbanización y edificación de Montegancedo, por lo que no es necesario dejar paralizado el proyecto pudiendo avanzar en paralelo.

En este sentido, Propietarios de Montegancedo se muestran optimistas con la agilización de este proceso, y prevén poder llevar las primeras máquinas e iniciar la comercialización de las primeras viviendas en 2021, cerrando así la brecha urbana existente entre el campus universitario de la UPM y el barrio de La Cabaña.

En total, el nuevo barrio ocupa una superficie de 688.470,75 metros cuadrados, y más de la mitad se dedicarán a zonas verdes, con un parque forestal de 200.000 metros cuadrados que se convertirá en un gran pulmón de la zona noroeste.

El resto de la superficie tiene uso residencial y dotacional. En concreto, acogerá 1.050 viviendas y dos amplias parcelas de 40.000 metros cuadrados estarán destinadas a equipamiento universitario de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

MAJADAHONDA DESBLOQUEA QUIAN

Pozuelo de Alarcón no es el único municipio que arrastra retrasos administrativos, ya que Majadahonda también ha sido protagonista durante los últimos tres años por paralizar la concesión de una licencia urbanística para levantar 240 viviendas.

Se trata del proyecto residencial Quian de Aedas Homes. El terreno tiene un oscuro pasado, ya que fue uno de los dos terrenos sobre los que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ordenó paralizar el concurso para la venta. Con esta decisión, Aguirre aseguró que destapó la Gürtel, y provocó la dimisión del entonces alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, condenado por esta trama.

Sin embargo, más de un centenar de familias ya había reservado sus casas sobre plano con el consiguiente desembolso de hasta 25.000 de euros en concepto de señal. Por lo que, tanto promotora como afectados, exigían darle luz verde al proyecto.

Pero el pasado mes de julio, el alcalde José Luis Álvarez Ustarroz consiguió desbloquear la situación y concedió la licencia a la promotora encabezada por David Martínez. Actualmente, se trata del mayor proyecto que tiene en curso la compañía.