autonomos problemas laborales

La situación de los autónomos siempre es inestable, incluso en aquellos casos en los que su negocio va bien. Lo cierto es que el profesional que trabaja por cuenta propia sabe que no puede despistarse, debe invertir tanto en sí mismo como en su negocio para seguir siendo competitivo, y esto hace que con frecuencia le resulte complicado desconectar.

Numerosos estudios demuestran que el nivel de estrés entre los autónomos es más elevado que entre los asalariados, esto se debe a que tienen muchas más preocupaciones y no pueden permitirse el lujo de hacer una desconexión al 100%. Incluso cuando está de baja o de vacaciones, el profesional sigue pensando en su negocio.

Los autónomos y el miedo

autonomo problemas descansar

La sensación de miedo es común en el autónomo, incluso en aquellos a los que les va muy bien. En el fondo todos saben que su situación es siempre incierta y que las cosas pueden cambiar de un día para otro. Un negocio que hoy va muy bien mañana puede ver reducidos sus ingresos por una bajada en la clientela, ya sea porque han cambiado los gustos de los consumidores o porque la competencia resulta ahora más interesante para el público.

Miedo a perder clientes, a que llegue un competidor más potente, a estar enfermo, a no conciliar, a no tener una pensión de jubilación digna el día de mañana… todas estas cosan dan vueltas alrededor de la mente del autónomo día tras día, lo que hace aumentar sus niveles de estrés y le impide relajarse.