Merlin
Torre Adequa será una realidad de Merlin en el año 2020.

La socimi levantará a finales de 2021 la torre Adequa, que junto a la torre Chamartín, modificarán el paisaje de Madrid. Un cambio que tiene un precio de 100 millones de euros, que servirán para construir dos inmuebles de 86 y 100 metros de altura, respectivamente. Este último superará incluso al edificio de la Vela del BBVA -96 metros cuadrados-. Con estos proyectos, Merlin dibuja un nuevo cielo para la capital de España.

El dinamismo del mercado de oficinas en Madrid es una realidad y, ante la necesidad de más metros cuadrados de calidad, en zonas consolidadas y con buenos servicios, han surgido diversos proyectos de nueva construcción entre los que se encuentra Torre Chamartín, ubicada en el área de Chamartín entre la M-30 y la M-11, acceso directo al aeropuerto, un entorno estratégico en la capital. Destaca también el Proyecto Adequa que, con 120.000 metros cuadrados, se convertirá en uno de los mayores desarrollos de oficinas de Madrid. Estos dos proyectos suponen la puesta en el mercado de más de 63.000 metros cuadrados de nuevas oficinas de calidad y una inversión de aproximadamente 177,5 millones de euros (95,7 millones de euros en la adquisición de los dos inmuebles más el dato de las reformas).

En las Tablas construirá Merlin un nuevo rascacielos que tendrá 100 metros de altura, contará con una superficie total para oficinas de 29.000 metros cuadrados. La socimi ha obtenido ya la licencia para la construcción, que era el hito que faltaba por cerrar para completar la operación. De hecho, ya hay grúas en la zona y se prevé que la Torre Adequa esté lista a finales del año 2021.

Merlin

Merlin apuesta por las oficinas prime de Lisboa ante el agotamiento español

La socimi cotizada en el Ibex 35 acaba de presentar resultados y en ellos se concluye que la apuesta por invertir en...

Diseñado por el estudio de arquitectura BOD, autor de numerosos edificios de oficinas en la zona norte de Madrid, será una torre triangular con cerca de 1.200 metros cuadrados de superficie por planta, y su silueta redefinirá el skyline madrileño de la zona norte de la capital.

El parque empresarial donde se ubica es uno de los más importantes de Madrid.  Ubicado junto al Distrito C de Telefónica y la Ciudad del BBVA, contará con fachada a la futura ampliación del Paseo de la Castellana (Oeste). Actualmente Adequa cuenta con una superficie que supera los 120.000 metros cuadrados en los que se ubican seis edificios de oficinas, centros de servicios y comerciales, además de contar con gimnasios, restaurantes, guarderías o pistas deportivas. La Vela del BBVA tendrá un nuevo compañero en el cielo de las Tablas.

Antes que la torre Adequa, Merlin inauguró hace poco menos de un año otro de sus proyectos estrellas en el mercado de oficinas. La torre Chamartín, localizada entre los barrios de Pinar de Chamartín y Sanchinarro.

Cerca de 86 metros de altura y 18 plantas tienen la culpa de haber anotado un gol por la escuadra a todo el sector inmobiliario dedicado a la construcción de oficinas ‘prime’. Mientras el Ayuntamiento de Madrid ya ha dado el visto bueno a la Operación Chamartín, Merlin se ha adelantado a sus competidores con la apertura de la torre Chamartín. Este ‘ojo de Sauron’ contemplará desde las alturas como se construye en sus aledaños el mayor desarrollo urbanístico de Madrid de este último siglo.

Desde la tranquilidad del trabajo bien hecho Merlin se ha asegurado un lugar estratégico en el Norte de Madrid. Para ello, la socimi ha necesitado dos años para levantar un nuevo complejo de oficinas en la zona con mejor presente y futuro de la capital. Torre Chamartín cuenta con una altura de 86 metros, con lo que ofrece unas increíbles vistas de Madrid, y consta de dos edificios. El Edificio Sur está compuesto por cuatro plantas y una superficie de 4.504 metros cuadrados mientras que el Edificio Norte, también con fachada a doble piel y 18 plantas de altura, dispone de una superficie de 13.791 metros cuadrados.

Aunque la apuesta por construir este edificio pareció segura, la realidad es que desde Merlin reconocen el riesgo corrido, porque la comercialización se llevó una vez edificada la torre Chamartín. A pesar de ello, los máximos responsables de la socimi eran conscientes de la gran demanda de oficinas ‘prime’ que existe en Madrid por lo que sabían que no iban a tener problemas en ‘colocar’ todos los metros cuadrados del inmueble.