McDonalds

McDonalds es un lugar asociado en general con las calorías. De hecho, ya hemos hablado en otra ocasión de las comidas que más engordan de aquí, titulándolo “La fiesta de las calorías”. Eso sí, el establecimiento ha querido desmarcarse de esa imagen y ha querido traer alimentos que tengan menos aporte calórico y que sean aptos para personas que estén a dieta.

¿Es posible comer sano en McDonalds? Lo es si consumes estos alimentos bajos en calorías, aunque eso sí, recuerda que el veneno está en la dosis. De este modo, no vale eso de comer muchísima cantidad al quedarte con hambre, sino que debes controlar también esto último si no quieres coger peso.

Las calorías de las ensaladas de McDonalds

En teoría, la opción más sana que podemos encontrar aquí es la ensalada, la cual está pensada especialmente para personas que no quieren engordar. En la web se pueden encontrar tres tipos, incluyendo la ensalada de la huerta, la césar con pollo crujiente y la de queso de cabra. Vamos a conocer las calorías de cada una de ellas.

Comencemos con la ensalada césar de pollo, una de las más populares. La ensalada tiene 159 calorías por cada 100 gramos, con un 11% proteínas, un 10% carbohidratos y un 8% de grasas. Este producto tiene unos 220 gramos de porción, lo que nos da una cifra de 351 calorías por cada porción, siendo así la más calórica de todas.

La ensalada de la huerta es una opción mucho menos calórica, teniendo tan sólo 45 calorías por cada 100 gramos, con 1,7% de proteínas, 4% de carbohidratos y 2% de grasas. Su porción es de 69 gramos, así que tan sólo meteremos 31 calorías, una cifra muy baja. Eso sí, es posible que te quedes con hambre, aunque puedes pedir varias sin problemas.

Finalmente, tenemos la ensalada de queso de cabra, una opción intermedia entre ambas con 108 calorías por cada 100. En cuanto a los nutrientes, tenemos un 5% de proteínas, 2% de carbohidratos y 8% de grasas. La ensalada pesa un poco más de 200 gramos, dándonos un total de unas 222 calorías por ración.