Está por verse un proceso relacionado con MásMóvil que transcurra con cierta normalidad. Aunque, pensándolo bien, fue relativamente normal, teniendo en cuenta la adquisición, el despido de varios altos cargos de Yoigo hace unos días. Pero en el resto de aspectos, a la compañia que dirige Meinrad Spenger no es que le crezcan los enanos, es que muchos de ellos están ya buscando equipo NBA para la próxima temporada. ¿El último motivo de vergüenza? MásMóvil, que presumía de haber alcanzado un acuerdo de financiación muy ventajoso con ZTE para el despliegue de red, se ha visto obligado a cambiar de proveedor y ha empezado a trabajar con Huawei.

El acuerdo con ZTE era tremendamente ventajoso. Tanto, que no se ha llegado a producir. En pleno movimiento de despliegue, MásMóvil ha tenido que cambiar de socio estratégico y ha firmado un acuerdo con Huawei para poder cumplir con sus objetivos.

Fuentes próximas a las tres compañías confirmaron a merca2.es esta operación, si bien todas ellas ofrecieron un relato diferente de lo sucedido. MásMóvil considera que ZTE incumplió los acuerdos de financiación y llega a afirmar que los chinos no estaban a la altura desde el punto de vista técnico. Desde ZTE, por su parte, indican que la decisión de retirarse fue suya debido a los constantes incumplimientos por parte de MásMóvil. Huawei, mientras tanto ha visto el cielo abierto para hacerse con el contrato y reforzar aún más su posición de FTTH en España, donde aún hay muchos despliegues por adjudicar.

¿A quién creer?

En realidad, da lo mismo. MásMóvil va a tener que sustituir igual un centenar de terminaciones de líneas ópticas (OLT) por las que ya había pagado y está por ver que, además de retrasos, la situación no le suponga gastos adicionales, en una situación de mucha apretura financiera por el exceso de deuda.

Asimismo, aunque Huawei no ha compartido ningún dato sobre cómo se financiará el nuevo proyecto, es muy difícil imaginar que hayan aceptado las condiciones extremadamente ventajosas que ZTE sí firmó en su momento.

MásMóvil consiguió en 2016 financiar un bono a 8 años con un cupón del 5,75% para financiar la red, lo que se complementaba con una financiación de 27 millones también por ocho años con ZTE pero con un cupón del 5%. ¿Cómo puede mejorar eso Huawei o cómo piensa pagarlo MásMóvil? La respuesta a la primera pregunta es fácil: Es imposible, son condiciones muy por encima del mercado, así que es lógico inferir que pagarán más por lo mismo. Para la segunda pregunta no tenemos respuesta.

Éste no es el primer palo que se lleva MásMóvil últimamente, por cierto. Y sus problemas no dejan de crecer a medida que se acerca la salida al Mercado Contínuo, prevista para antes del mes de junio.

Forzar la cobertura de Yoigo

Empecemos con uno de sus problemas más graves: La red. Aunque ahora presumen de que tienen la mejor cobertura del país al tener su propia red (mediocre), con el respaldo de las de Orange y Movistar, hay un aspecto a tener muy en cuenta: Está pagando por todas ellas.

Movistar va a recibir unos ingresos mínimos garantizados de MásMóvil por encima de los 120 millones de euros. Buena parte, por el proceso de migración de la compañía, una suma que incluye la prestación de servicios a Pepephone.

A ese dinero hay que sumar lo que está pagando MásMóvil por la red de Orange, también con unos mínimos garantizados. ¿Dónde están las sinergias en pagar por dos redes al
mismo tiempo?

Para colmo, MásMóvil sigue usar por defecto el 4G de Movistar, al que ahora tiene derecho. Lo que implica que está pagando dos redes para que sus clientes puedan utilizar sólo media. Si eres usuario de la compañía que antes decía la ‘verdad, verdadera’, forzar la cobertura de Yoigo y elegir la de Orange es, en el momento de escribir estas líneas, la mejor opción.

El mejor consejo sobre Yoigo que recibirás nunca