sábado, 2 julio 2022 6:16

La red de Yoigo (MásMóvil) sigue pegándosela en las pruebas

Mediocre. La red que MásMóvil acaba de comprar a Yoigo en España, no llega a la suela de los zapatos a las de Movistar, Vodafone y Orange. Es una de las conclusiones del informe P3 Connect que analiza la situación de las redes españolas y que pone como líderes a Vodafone, Movistar y Orange, en ese orden.

Si bien es cierto que existe polémica sobre este tipo de informes, que a menudo son pagados por alguna de las partes, en realidad las diferencias entre los tres grandes operadores se van haciendo más y más pequeñas, y cualquiera de ellos garantiza una buena experiencia de usuario.

Vodafone aparece como líder destacado, lo que respalda que la compañía haya comprometido buena parte de su estrategia en que así sea. Pero la diferencia que hay entre los rojos y sus rivales directos no tiene nada que ver con la que los tres mantienen con Yoigo.

voz“Los resultados de 2016 muestran una mejoría global en los niveles de rendimiento; todas las operadoras lograron sumar más puntos que el año pasado a pesar de que se han aumentado los límites y los requisitos para reflejar el desarrollo general de la tecnología. (…) Yoigo queda en el último puesto, claramente distanciada de las otras tres. Pese a alcanzar una nota de “suficiente”, esta operadora, la de menor tamaño, ha mejorado en la categoría de voz, aunque se estanca en datos“, reza el informe.

El hecho de que los nuevos compradores de Yoigo, MásMóvil, estén asfixiados económicamente tras la adquisición, impide nuevas mejoras en la red a medio o largo plazo, según todos los analistas consultados, y el hecho de que la compañía haya firmado un acuerdo mayorista con Orange con servicios 4G le supone ventajas pero también tremendos inconvenientes.

Los clientes de Yoigo sólo sabrán lo que es el verdadero 4G con el cambio a Orange, y no querrán apagarlo

El más importante es que, una vez consumado el cambio, los clientes podrán elegir desactivar la red de Yoigo de sus móviles y utilizar sólo la de Orange, lo que supondrá un coste mayorista mucho mayor para los clientes. Sin duda, intentarán evitar que se haga público, pero sin duda asociaciones de consumidores como Facua o la OCU recomendarán a todos los clientes de Yoigo que apaguen la red de serie y utilicen sólo la de los franceses, lo que multiplicará los costes operativos y hará que muchos se pregunten a qué vino la inversión en redes.

datos

Esta situación sólo se arreglará si, como ha pedido MásMóvil en alguna ocasión, el Gobierno subasta las frecuencias de 700MHz y ellos consiguen hacerse con un pedazo. Sólo así, y tras introducir dichos cambios en la red de Ericsson, los usuarios podrían pensar en utilizar la pésima red 4G de Yoigo, que hoy funciona en 1800MHz y es infumable en interiores.

¿El problema? El Gobierno no parece tener ninguna prisa en hacer subastas de 700MHz y los grandes operadores no están matándose para exigirle que las acelere, teniendo en cuenta que todos tienen sus problemas de dinero, tienen frecuencias suficientes hasta la llegada del 5G y a ninguno le viene bien una gran subasta en los próximos dos años.

¿Conclusión? MásMóvil ha comprado una red mediocre, sin capacidad de mejora y la complementará con una red mejor que hará que sus clientes más listos apaguen nada más recibir la tarjeta SIM la que les sale rentable y utilicen a todo trapo la que no. Y por ventajoso que sea el acuerdo con Orange, de 20 gigas en 20 gigas la rentabilidad sufrirá.

Un gran negocio.

 

 


- Publicidad -