Si en tus vacaciones te decides a visitar el Magreb, en el norte de África, una de las paradas obligatorias debería ser el Reino de Marruecos. Más concretamente Tánger, una perla costera bañada por el Atlántico y situada en las proximidades del estrecho de Gibraltar. Se trata de la capital de la región Tánger-Tetuán-Alhucemas.

A lo largo de los siglos ha pasado de dominios vándalo, bizantino, visigodo, europeo, y árabe. Eso le da una mezcla cultural que se puede ver en algunos de sus monumentos y zonas de la ciudad. Además, hay algunos de sus rincones que no deberías perderte.

Lugares de Tánger que debes visitar

Medina de Asilah

Medina Asilah, Marruecos

Al sur de Tánger, a unos 30 km de la ciudad de Marruecos puedes visitar la medina Asilah. Es uno de los lugares con más encanto también de esta zona.

En plena costa Atlántica se encuentra esta pequeña medina amurallada con edificios de arquitectura árabe. Lugar muy pintoresco donde hacer maravillosas fotos.

Al estar situada entre Tánger y Tetuán, puede ser un buen punto intermedio si piensas ir también por “La Paloma Blanca”.

Comentarios de Facebook