Mapfre productos no garantizados

Año complejo. Con estas dos palabras, Juan Fernández Palacios, CEO de Mapfre Vida, ha definido las perspectivas del sector asegurador, en Vida y Pensiones, para 2020. “Con los tipos de interés a cero, o negativos, en diferentes foros se ha puesto de manifiesto que el seguro tradicional de Vida ha muerto”, aseguró. De ahí que el sector tenga problemas para poner en el mercado nuevos productos de Vida-Ahorro. Los rendimientos que pueden garantizar, con este panorama, son mínimos.

“Hemos tenido que cerrar la comercialización de algunas modalidades”, señaló durante la jornada ‘Perspectivas del seguro y la economía para 2020’ organizada por Icea. Y el CEO de Mapfre Vida añadió: “Es duro iniciar la comercialización de seguros con rentabilidades negativas”. De ahí que la solución sea “dar más protagonismo a los productos no garantizados”.

Unos productos que no garantizan, como su propio nombre indica, rentabilidades de antemano. Un importante cambio de tercio, aunque Mapfre ya dispone de algún tipo de producto con estas características. Pero, dado el entorno, insuficiente. Un ‘mal’ al que no son ajenos otras compañías del sector.

“El sector no se ha movido lo suficiente en este campo. Hay que reconocer que hay vida más allá de los productos garantizados y no esperar a que escampe. Los tipos de interés cero o negativos han llegado para quedarse. Perdurarán. Y tendremos que hacer otras cosas”, recalcó Juan Fernández Palacios.

Mapfre, como el resto del sector, hasta ahora apostaba más por garantizar rentabilidades

Y es que el sector se debate en estos momentos entre garantizar rentabilidades (algo que ha hecho durante las últimas décadas) o, por el contrario, ofrecer soluciones a medio y largo plazo pensando en la jubilación. “Estamos aquí para ofrecer soluciones”, dijo Fernández Palacios, reforzando esta nueva apuesta. Soluciones que no varían “nuestro papel de gestor del ahorro”.

MAPFRE Y LAS PENSIONES

Otro de los puntos clave que harán bueno el calificativo de ‘año complejo’ a 2020 tiene que ver con la incertidumbre política en lo relativo a las pensiones. Desde décadas se viene hablando que hay que cambiar el sistema. “Lo más difícil es definir el proceso de transición que se adopta”, indicó el CEO de Mapfre Vida.

La solución para el directivo de Mapfre pasa porque dicho cambio sea gradual “y enfocado al sector de la población que debe construir su pensión con otro modelo. A los que llevan tiempo cotizando, hay que mantener sus derechos construidos a lo largo de su vida”. Sea cuál sea finalmente, lo cierto es que “la prestación complementaria se va a desarrollar”.

Junto a los tipos de interés en mínimos, y la incertidumbre política en pensiones, las denominadas como tablas de supervivencia, la revisión de Solvencia II, la normativa de distribución, o la evolución digital, marcarán el futuro del sector en el ramo de Vida.

Las tablas de supervivencia hacen referencia las bases sobre las que se calculan las primas y las provisiones. Y el aumento de la esperanza de vida obliga a revisarlas. Para evitar impactos no deseados, los periodos de adaptación tienen que ser amplios. De esta manera, los mecanismos correctores permitirán mantener el precio de los productos dentro de los límites asumibles.

Helvetia apetito comprador Caser

Philip Gmür, el cerebro de Helvetia que engulló a Caser

Semana de vino y rosas la que se prevé para Helvetia. En la sede de la localidad suiza de St. Gallen, si no hay...

Más farragoso se antoja para el sector la revisión de Solvencia II. “Para empezar, la cosa no pinta demasiado bien. La Autoridad Europea de Seguros y Pensiones, EIOPA, ha puesto sobre la mesa más de 120 propuestas de cambio”, se lamentó el CEO de Mapfre Vida.

Durante 2019, la facturación del sector en el negocio de Vida (ingresos por primas), descendió un 5,06%. Sin embargo, el ahorro gestionado en productos de seguros de Vida (medido a través de las provisiones técnicas), llegó a los 194.685 millones de euros. Se trata de un aumento del 3,3% según Icea.