El skyline de Madrid

Encontrar una casa asequible en la capital es misión casi imposible para todos los que quieren convertirse en propietarios. Los distritos de Usera, Puente de Vallecas y Villaverde son los únicos en Madrid cuyo precio medio de la vivienda cerró 2019 por debajo de 2.000 euros el metro cuadrado.

Madrid es la tercera capital de provincia más cara del país. El precio medio de la vivienda superó los 3.000 euros (3.020 €/m2), según la estadística Tinsa IMIE Mercados Locales relativa al cuarto trimestre de 2019. Solo están por encima San Sebastián (3.471 €/m2) y Barcelona (3.353 €/m2).

Si usted busca una vivienda en Madrid, sobre un mapa de la capital ponga la lupa en el sur. Solo Villaverde (1.740 €/m2), Puente de Vallecas (1.824 €/m2) y Usera (1.918 €/m2) no llegan a la barrera de los 2.000 €/m2. En esa zona, ya la traspasaron Latina (2.208 €/m2), Carabanchel (2.116 €/m2), Villa de Vallecas (2.223 €/m2) y Vicálvaro (2.263 €/m2). En caso de no disponer de un gran presupuesto, no mire más al norte.

Cuanto más se acerque al centro, peor. Ahí están los 4.933 €/m2 en el distrito Salamanca (el más caro de Madrid) o los 4.702 €/m2 de Centro. Retiro (4.219 €/m2) y Chamartín (4.302 €/m2) tampoco quedan muy lejos.

Otro dato que no lleva al optimismo. Si bien los distritos de Villaverde, Puente de Vallecas y Usera aún no han superado los 2.000 €/m2, los precios han subido más que la media de Madrid en el último trimestre de 2019. En concreto, la tasa interanual de la capital se situó en el +1,8%. Este ascenso está lejos del registrado en Villaverde (+5,6%), Usera (+5,4%) y Puente de Vallecas (+6,9%).

Los tradicionales barrios más caros de la capital están en máximos históricos. Descartados para la gran mayoría de los mortales. Los periféricos (del sur), que aún ofrecían viviendas con precios alcanzables, están son los que más suben. Por tanto, el efecto expulsión del que hablan muchos expertos en Madrid parece estar cerca de consumarse.

MADRID MIRA AL SUR

La demanda anual de viviendas nuevas en Madrid ronda las 20.000 unidades de acuerdo al consenso del mercado. El segmento residencial de Madrid aportará unas 13.800 viviendas nuevas al stock en los próximos dos o tres años, según CBRE. Por tanto, las promociones no cubren la demanda real.

Los desarrollos del sureste en Vicálvaro son la gran esperanza de suelo para las promotoras y de vivienda asequible para los compradores. Todo apunta a que en los próximos años comenzarán las obras en Los Berrocales, Los Ahijones, Los Cerros y Valdecarros. Aunque ojo, la estadística de Tinsa refleja una subida interanual del 6,8% en el precio medio de este distrito.

El 53% de las 104.737 viviendas previstas en los cuatro ámbitos de los desarrollos del sureste contarán con algún tipo de protección. Esta medida pretende sacar de manera sostenible en el tiempo un buen número de casas a menor precio que, unido al aumento de oferta, relaje la barrera de acceso a la vivienda que vive Madrid.

Sociedad de Tasación ha resaltado que “el ciclo del mercado inmobiliario es, por primera vez, asimétrico en España: se registran distritos, solo en Madrid y Barcelona, con precios de vivienda nueva en máximos históricos, superiores incluso a los del año 2007″. En el ámbito nacional, los precios de vivienda nueva crecerán un 3,2% en  este año, según ha anunciado.

En esta línea, Sociedad de Tasación ha señalado que en ambas ciudades se ha adelantado el ciclo inmobiliario en tres o cuatro años con respecto al resto de los grandes municipios, por lo que ve probable que haya un estancamiento o ralentización del crecimiento en Madrid y Barcelona en relación con el resto de España.

Comentarios de Facebook