endesa

Los camiones de comida no volverán a entrar en la plaza Azca (Madrid) hasta, como muy pronto, después del verano. La Junta del Distrito de Tetuán vuelve a dar un puñetazo a MadrEAT y lanzará una licitación para su ocupación.

MadrEAT tendrá que competir contra otras empresas si quiere seguir celebrando el evento en su ubicación habitual.

Este concurso se lleva a cabo porque, según argumenta la propia Junta del Distrito, se trata de “un espacio público y tiene que estar abierto a cualquier empresa”. Es decir, que “no se le puede dar el monopolio a nadie”.

Mateo and Co – empresa organizadora de MadrEAT – tiene constancia del asunto desde la reunión que tuvo la semana pasada con la Teniente a Alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras. Por el momento, el Ayuntamiento desconoce el formato oficial de ese pliego porque la Junta del Distrito de Tetuán todavía no se lo ha pasado. Una vez esté en sus manos tendrá que ser revisado por los servicios jurídicos del organismo, un proceso que podría durar hasta un año.

MadrEAT tendrá que competir contra otras empresas por la plaza

A Patricia Mateo, directora y fundadora de Mateo and Co, este asunto le suena a “cortina de humo”. Para ella, el concurso es una forma de decir que van a solucionar el asunto con el objetivo de que los periodistas no sigan preguntando y que tampoco diga nada la propia organización de MadrEAT  hasta que salga el pliego.

Durante el tiempo hasta que se adjudique la licitación la plaza estará vacía. La Junta no autorizará su ocupación para cualquier evento similar hasta que se celebre el concurso, y menos si lo organiza una empresa que se puede presentar a él, como es Mateo and Co. Para la Junta estaría “éticamente está mal visto”.

Seis meses para celebrar actos

La licitación, sobre la cual están terminando los pliegos, será para seis meses. Sin embargo, según le ha dicho Higueras a Patricia Mateo, hasta que se celebre el concurso pueden pasar “tres meses como un año”.

La Junta del Distrito decidió lanzar este concurso porque argumenta que durante cinco meses MadrEAT no cumplió una serie de normas. La primera de ellas es que el evento se excedió en el espacio. Los primeros tres meses el organismo público hizo la vista gorda y al cuarto mes tomó manos en el asunto, la Junta cobró a Mateo and Co la diferencia por el espacio ocupado a mayores. Dos meses después, en abril, decidió cortar por lo sano y no autorizó la celebración del evento.

MadrEAT y el Ayuntamiento de la capital tratan de zanjar la guerra por los ‘foodtruck’ de Azca

Más distritos interesados

La noticia ha supuesto un jarro de agua fría para los organizadores de MadrEAT. Mateo dice que la Teniente a Alcalde les ofreció trasladar el evento a otros distritos. Según ha dicho Higueras a Mateo, “hay otros concejales de otros distritos que estarían encantados de tenernos allí”.

Este nuevo espacio podría convertirse en la próxima gran ubicación de MadrEAT. Mateo no duda en afirmar que si están más a gusto en otro en el que los quieran y los apoyen se trasladarán definitivamente allí.

El más damnificado con la licitación, paradójicamente, será el Distrito de Tetuán. Los demás distritos de Madrid están muy activados en cuanto a turismo y actividades se refiere. El distrito centro tiene el rastro; Retiro, la Feria del Libro; y Tetuán, según Mateo, “no tiene nada”.

MadrEAT no quiere esperar. La empresa organizadora tiene claro que si no los quieren en un sitio no van a dejar a los clientes colgados y se trasladarán a otro. Esa nueva ubicación podría ser el destino final para el resto de ediciones del evento. El concurso podría tardar años incluso en celebrarse. Este tiempo será aprovechado por otras zonas de Madrid, que tratarán de apoyarle y ofrecerle todas las comodidades que necesiten para que se instalen finalmente allí. De esta forma, Tetuán puede quedarse con una mano delante y otra detrás.

Comentarios de Facebook