Proyecto Skyline, ubicado en Tetuán.

En uno de los distritos más peligrosos (según los propios datos del Ayuntamiento de Madrid), con un gran número de infraviviendas, pero a tan sólo unos minutos del corazón financiero de la capital. Así es Tetuán, la zona que ha elegido Stoneweg, junto con M&G, para su proyecto Skyline. Dos torres residenciales de 25 alturas que dispararán el precio del metro cuadrado en los aledaños -4.700 euros, frente a los 3.400 de media del distrito-.

La glorieta de Cuatro Caminos sirve de auténtico corazón de este castizo barrio, donde el contraste entre las, en muchos casos, ruinosas y pequeñas casas antiguas de la zona de Bravo Murillo, contrasta con los hasta 2006, más altos y modernos rascacielos de Madrid (Torres Kio). Dispone el distrito de Tetuán de una población de 149.200 habitantes y una extensión de 5,8 kilómetros cuadrados.

Este contraste entre grandes edificaciones y viviendas -en muchos casos infraviviendas- se verá acentuado en el año 2022. Será entonces cuando el proyecto Skyline vea la luz -si los plazos de concesión de las siempre temidas licencias de obra se cumplen-. El desarrollo no es una arrebato o impulso. De hecho, se trata de una operación iniciado en el año 2005, según palabras de los propios promotores.

Lar

El residencial de lujo reparte millones entre los accionistas de Lar

No es su negocio, tampoco pretende que lo sea, pero la realidad es que el residencial -de lujo- ha esbozado una sonrisa en el...

Con viviendas de entre 300.000 euros y 800.000 euros, Skyline sitúa el precio del metro cuadrado muy por encima de la media del distrito. Los interesados en adquirir una vivienda de este proyecto tendrán que afrontar los 4.700 euros en los que se sitúa el metro cuadrado. Una cifra que dista mucho de los 3.400 euros de media cuesta el metro cuadrado -obra nueva- en Tetuán. Este barrio de contrastes vivirá en dos años la irrupción de dos torres que prometen reventar el mercado, además en un momento -2022- en el que se prevé que el sector inicie un nuevo ciclo bajista.

La plataforma inmobiliaria Stoneweg, junto con M&G, ha adquirido unos terrenos ubicados en el Paseo de la Dirección, para el desarrollo del proyecto Skyline que incluye la construcción de dos torres de uso residencial en una primera fase. Las dos torres suman una capacidad edificable de, aproximadamente, 45.000 metros cuadrados. La operación supondrá una inversión de 200 millones, aunque es algo que no preocupa a los promotores porque en estos momentos el distrito es el más rentable de la capital.

Viviendas a partir de 300.000 euros, cuando la media en Tetuán es de 145.000 euros por unidad

A pesar de los retornos esperados, Stoneweg sabe que el proyecto es una apuesta “que no tiene comparación” con ningún activo que se encuentre en estos momentos en el mercado y muchos menos en la zona donde se ubica. Por este motivo, Joaquín Castellví, director de adquisiciones de la compañía, ha explicado que “cuando hay comparables es más fácil fijar los precios, pero pensamos que los precios de partida de Skyline son muy competitivos”. A finales de este año, la compañía espera obtener la licencia de obra y en dos años haber construido este proyecto de lujo más propio de un distrito como el barrio de Salamanca, donde por ejemplo se ubica Lagasca 99.

EL BOOM DEL ALQUILER ‘CAZA’ A UNA DE LAS DOS TORRES

Las dos torres residenciales, diseñadas por Touza Arquitectos contarán con 25 plantas de altura, “espectaculares áticos y varias plantas bajo rasante”. En cada torre, Stoneweg construirá más de 300 pisos de 1, 2 y 3 dormitorios. Estas viviendas tendrán una tipología que variará entre 60 metros cuadrados -la más pequeña- hasta los 105 metros cuadrados -la más amplia-, sin incluir las zonas comunes.

Además, Skyline nace como un proyecto mixto. En este sentido, Castellví ha confirmado que uno de los activos será dedicado en exclusividad al alquiler. Lo que no ha desvelado si será una gestión patrimonialista o será otro ‘player’ del mercado el encargado de explotar estos arrendamientos. Castellví ha afirmado en la rueda de prensa de la presentación del proyecto que “todavía no saben” que harán con esta gestión. Los favoritos para realizar esta operación son los fondos Greystar y Ares, tal y cómo avanzó ‘El Confidencial’.

UN PROYECTO PARA CAMBIAR EL PANORAMA SOCIOECONÓMICO DE TETUÁN

“Skyline es un proyecto que supondrá un impulso para el barrio de Tetuán, ya que implicará un cambio estructural y socioeconómico en la zona, dinamizando el área y generando empleo tanto durante la ejecución de las obras como posteriormente”, ha afirmado Castellví ante los medios de comunicación que han acudido a la presentación del proyecto.

Con respecto a este cambio estructural y socieconómico reflejado por el director de adquisiciones de Stoneweg se enmarca una zona terciariA contigua a esta parcela de 45.000 metros cuadrados y que pertenece a Dragados. Se espera que las dos torres residenciales sean el comienzo de un proyecto más ambicioso donde se ubiquen edificios de oficinas.

De momento, la promotora ya ha anunciado que tiene un 10% de las viviendas bloqueadas tras realizar una primera ronda de comercialización. El resto de unidades comenzarán a ser precomercializadas desde este mismo miércoles coincidiendo con el inicio de la feria inmobiliaria de Madrid, Sima.