sexo

Como te he comentado en otros artículos, las parejas necesitan tener sexo para continuar siendo felices y que todo les vaya bien, pese a que el mundo a su alrededor se desmorone. Si eres de los que el sexo en la cama comienza a aburrirte puedes darle vueltas a la cabeza y buscar sitios nuevos.

Puede ser que al principio la idea de hacer algo fuera de lo común no termine de convencerte, a ti o a tu pareja, pero es algo que puede lograr que la llama de la pasión que se está extinguiendo vuelva con más fuerza incluso que antes.

Hay personas que, con el simple pensamiento de poder ser pillados, se excitan. Hay muchos lugares para tener sexo y cada uno tiene distintos niveles de consecuencias. Ten en cuenta que en los sitios públicos, o donde haya menores, no debes mantener relaciones. Si las tienes, es bajo tu responsabilidad.

Te diré algunos lugares extraños en los que a las personas les gusta tener sexo:

En casita

sexo

El gran olvidado y en el que se pueden hacer muy buenas posturas es en el sofá. El respaldo es una herramienta genial para que la mujer se ubique encima y se sujete mientras va dando botes.

Otro sitio que todos han oído y que pocos prueban es encima de la lavadora mientras está funcionando. Tienes el culo fresquito y a la vez te va ayudando el movimiento del motor al lavar o, aún mejor, al centrifugar.

En los armarios de ropa, mientras te vuelves loco y tiras todas las colchas de las perchas al irte aguantando en ellas en plan película para mayores. Esto es innovador, el problema es recogerlo todo después. Pero que te empotren contra los cajones es otro nivel.

No puede faltar el sexo acuático en la ducha, la espuma, el gel, los aceites, el frío y húmedo suelo. Hay infinidad de variantes y todas ellas acaban en un rato de sexo totalmente inolvidable. Hay a quien le gusta sentarse en el servicio con la tapa bajada y hacerlo ahí, yo no lo termino de ver…

Si tienes un pasillito de los estrechos con el que te hayas golpeado mil veces y blasfemado otras cuantas, deberías comenzar a tratarlo con cariño. Una opción para estos espacios reducidos es abrir las piernas hasta que las paredes hagan de tope y que el otro… bueno, ya sabes por dónde voy.

Recurrentes

sexo

El lugar fuera de casa más común para tener sexo es en el baño de una discoteca o de un bar. Es un aquí te pillo,aquí te mato rápido, discreto y placentero.

Otro sitio muy típico, pero igualmente codiciado, es la oficina o el lugar de trabajo. Tener sexo al lado del jefe te puede costar el puesto de trabajo si te coge, pero será el mejor coito de toda tu vida. La adrenalina se te pondrá por las nubes.

Las pastelerías también son muy codiciadas en lo que a tener sexo concierne. Imagina todo lleno de harina, cremas y dulces. Sería un sexo goloso.

Si nos ponemos un poco más intelectuales, las bibliotecas y tiendas de libros de segunda mano, pese al polvo que tienen, la gente se propone echarle alguno más. Te pido encarecidamente, si quieres tener sexo entre las estanterías de los libros que nadie visita, que por favor no manches ninguno.

Móviles

sexo

Cuando te hablo de móviles no significa tener sexo por Internet. Se trata de hacerlo en lugares en movimiento. Un coche, un tren, un avión, un barco o incluso en la Noria mientras el resto del mundo ve el paisaje.

Un sitio ochentero y mítico si eres de los que añoras los viejos tiempos es tener sexo dentro de un fotomatón de los que te ocultan tras una cortinita. En la silla seguro que cabéis los dos. Las fotos que salgan pueden ser bastante divertidas y sin filtros.

Utilizar un traje de buceo fácil de quitar y estar a poca profundidad mientras tienes sexo bajo el agua tiene que ser una experiencia maravillosa. Fíjate antes que no haya nada que se pueda confundir con un gusano.

Y si eres más rustico que una manzana, puedes probar a tener sexo encima de un tractor de vendimiar lleno de uvas recién recogidas.

Viva la naturaleza

tiendas de campañas

El aire libre y estar en contacto con la naturaleza puede ser también muy excitante y hacer que salgas de la rutina y la monotonía.

Hay personas atrevidas que, en medio de una escalada, aseguran las fuerzas y tienen sexo como si estuviesen volando. No debe ser muy sencillo, pero divertido seguro que sí.

En muchos patios hay hamacas de las de tela que están sujetas de árbol a árbol. Puedes intentar no matarte y tener sexo encima de una de esas. Estará la excitación de que no te vea la vieja del visillo de al lado y de no partirte la crisma en el intento.

Las tiendas de campaña, siempre que no sea de día y verano, son unos sitios fantásticos para tener sexo. Desde el interior puedes ver las sombras de fuera, oír los animales nocturnos y agarrarte más fuerte cuando pienses que viene un oso a unirse a la faena.

Excéntricos

cementerios

Aquí vienen una lista de sitios en los que puedes ser pillado con facilidad.

Los ascensores aparecen en muchos sueños eróticos, tanto femeninos como masculinos. Tardan poco, no hace falta desnudarse, tan solo quitarse lo justo para que lo hagáis contra las paredes. Si tiene espejo y puedes ver la cara del que venga cuando se abra la puerta será más divertido.

En el fútbol, en las gradas, mientras que el resto del mundo se preocupa por una pelota, tú te puedes preocupar por otras.

En las bodas son los sitios en donde más personas tienen sexo, incluso los recién casados, pero no con sus parejas… La pena de los funerales también suele terminar en coito en los baños o en la misma sala donde el pobre difunto se encuentra en cuerpo presente con las cortinillas corridas.

Finalmente, otro de los lugares son los cementerios. Hay miles de personas que les da morbo tener sexo. Eso de pensar que los muertos te miran o de que te va a coger el vigilante es algo que da morbo. Además, existe la emoción añadida de que realmente, aunque no lo reconozcas, te da miedo estar allí.