La nueva edición de las ‘Normas internacionales sobre rendimientos de inversión‘ (GIPS), a cuyo cumplimiento están sometidas alrededor de 1.700 organizaciones, incluyendo la mayoría de los gestores de inversión más importantes del mundo, entrará en vigor el 1 de enero del próximo año, según reveló en un comunicado el CFA Institute.

Tras un período de consulta pública, la asociación mundial de profesionales de la inversión ha revisado los principios éticos estandarizados para guiar a los gestores de inversión y propietarios de activos sobre cómo medir y presentar sus resultados de inversión con garantía de exactitud y homogeneidad, con el objetivo de promover la transparencia y la comparabilidad del rendimiento.

Esta nueva edición facilita la adaptación para los gestores de inversión alternativas y las firmas de gestión patrimonial e incluyen orientación a medida para los propietarios de activos, menor número de requisitos específicos para las clases de activos, un mayor enfoque en la estructura de cuentas, opción para que las empresas presenten el rendimiento de fondos mancomunados y más flexibilidad para informar sobre el rendimiento de las clases de activos perfilados, entre otros.

“Creemos que los cambios permitirán que un mayor número de gestores de inversión y propietarios de activos adopten y promuevan la transparencia y la comparabilidad del rendimiento de las inversiones”, ha explicado la directora de estándares globales de la industria de CFA Institute, Karyn Vincent.

CFA Institute es una asociación global de profesionales de la inversión que establece los estándares de excelencia profesional y administra la certificación CFA en 164 países del mundo. En España, CFA Society Spain está formada por más de 1.000 socios.