listeriosis

2019 ha sido el año sin duda de la listeriosis. Poco a poco, en España comenzaron a aparecer casos de personas que se habían contaminado de esta bacteria por consumir carne mechada. Algunos consumidores fallecieron, e incluso mujeres embarazadas perdieron a sus bebés.

La listeriosis es provocada por una de las bacterias más temidas por la industria de la alimentación. Su resistencia y ubicuidad, además de la capacidad para crear ecosistemas bacterianos en diferentes superficies, y su tasa de mortalidad, la convierten en un constante peligro que puede atacar a cualquiera. Pueden aparecer brotes por el consumo de otro alimento y no tiene por qué ser sólo de carne. En los años noventa, surgieron infecciones causadas por el consumo de salchichas y embutidos.

La listeriosis se relaciona sobre todo a productos lácteos, verduras y frutas. Es más habitual que esta bacteria pueda contaminar alimentos que están crudos que los que pasan por un proceso térmico. Para que puedas prevenir, te vamos a exponer los alimentos que pueden causar listeriosis. ¡Ten cuidado!

La posible listeriosis en los quesos blandos

listeriosis

Los quesos blandos más habituales son: el Brie, los quesos azules, el fresco, el feta, etc. Al ser un producto lácteo hay que destacar que puede proliferar la listeria con facilidad.

A los grupos de riesgo (embarazadas y personas mayores), siempre se les aconsejan no consumir estos tipos de quesos.

Se calcula que es mucho más probable que los quesos blandos fabricados con leche cruda provoquen más fácilmente listeria que si están elaborados con leche pasteurizada (aunque también puede aparecer en estos). La higiene es un factor determinante en este tipo de bacteria.